Las promociones y los incentivos, el motor que impulsa la venta de automóviles en los concesionarios de todo el mundo

Los planes de incentivos presentados por los distintos Gobiernos y los esfuerzos promocionales de concesionarios y marcas están empujando poco a poco la demanda.

Tras un parón generalizado del mercado a nivel mundial, los distintos países del mundo se marcan el reto de reactivar la demanda y las ventas. Para ello, los programas de incentivos presentados por los Gobiernos y las promociones lanzadas por concesionarios y marcas están resultando clave. 

En el caso de España, desde la presentación del Plan de Incentivos por parte del Gobierno el interés de los clientes en renovar su vehículo ha crecido de forma notable. Los concesionarios han notado esta llegada de compradores a la exposición y esperan ya a la concreción del plan para cerrar operaciones. Además, durante el mes de mayo los distribuidores realizaron descuentos de hasta 5.000 euros por coche, un incremento del 13% en el descuento medio por vehículo vendido respecto a 2019.

Más efecto están teniendo aún las promociones lanzadas por los concesionarios de Estados Unidos que aseguran tener ya señales de recuperación. Además, el presidente Donald Trump repartió 1.200$ a las familias para asegurar la liquidez y mantener activa la demanda durante la crisis del coronavirus. “Hay mucha demanda acumulada. Nosotros creemos que es porque realmente los compradores no han gastado mucho en los últimos dos meses. La gente tiene dinero en este momento y parece que lo están gastando”.

En otros países muy distintos, como por ejemplo India, también han recurrido a las promociones y descuentos para acelerar la recuperación del sector. Ante la recuperación lenta de las ventas en el país hindú, fabricantes y concesionarios han ofrecido grandes descuentos en el último mes para atraer a compradores. 

China, el ejemplo de estimulación de la demanda

Países europeos como Alemania, Francia o Reino Unido también han recurrido a los incentivos y a las promociones para recuperar al sector de la automoción. De hecho, el país británico llegó incluso a temer que se generarse una “guerra de precios” debido a los fuertes descuentos que se lanzaban de los concesionarios. 

El mayor ejemplo de utilización de los incentivos y los descuentos para recuperación del mercado del automóvil es China. Tras casi un año de descensos, las ventas se incrementaron un 1,9% en mayo en parte con motivo de los descuentos y promociones lanzados desde los concesionarios y las subvenciones impulsadas por el Gobierno chino. 

comparte...