Volkswagen reforzará su negocio de posventa por la digitalización y movilidad eléctrica

La apuesta será en base a los servicios digitales a través de los clientes y el crecimiento constante de la flota de vehículos eléctricos del grupo. 

El Grupo Volkswagen reforzará su negocio de posventa para cumplir con los próximos desafíos de la digitalización y movilidad eléctrica. El grupo resalta que mantener un vehículo eléctrico cuesta entre un 20% y un 30% menos que uno convencional.

Según informó el consorcio en un comunicado, los principales impulsores serán la creciente lealtad de sus clientes a través de servicios digitales y el crecimiento constante de la flota de vehículos del Grupo. 

Actualmente, 100 millones de vehículos reciben asistencia de 25.000 estaciones de servicio en todo el mundo. Para 2030, ya habrá unos 150 millones de vehículos. En 2018, el grupo alemán generó 15.900 millones de euros en ventas de piezas originales. Esto supone un incremento del 2% en comparación con 2017.

El consorcio con sede en Wolfsburg también ha anunciado que, como parte de su ofensiva eléctrica, construirá un almacén para baterías en su planta de Kassel (Alemania), donde trabajan unas 2.400 personas.

La importancia de la posventa para Volkswagen 

«El negocio posventa ha sido un pilar de las ganancias del Grupo Volkswagen durante muchos años. En el contexto de la transformación hacia la movilidad electrónica y la digitalización, estamos trabajando intensamente para garantizar que esto siga siendo así en el futuro. Continuaremos expandiendo significativamente esta área comercial.  es importante para nosotros y nuestros socios de servicio, en el futuro «, señaló el responsable de Ventas de la empresa, Christian Dahlheim.

El objetivo del Grupo Volkswagen es tener un balance de carbono neutral para 2050. De este modo, para 2028, habrá lanzado alrededor de 70 modelos totalmente eléctricos. Para esa fecha invertirá unos 30.000 millones de euros en movilidad eléctrica hasta 2023.

VÍA: EUROPA PRESS

comparte...