¿Son los vehículos autónomos un foco de posibles alertas de ciberseguridad?

TÜV SÜD ha alertado de los peligros que pueden conllevar los vehículos autónomos y los retos que suponen para la delincuencia informática

La tecnología aún tiene mucho que decir en el sector de la automoción. Si sus efectos han transformado de forma integral la movilidad, en los próximos años se esperan alteraciones aún más importantes. Una de ellas es el desarrollo del vehículo autónomo. Pero, ¿son los vehículos autónomos un foco de posibles alertas de ciberseguridad?

TÜV SÜD ha explicado en su intervención en la IAA Conference 2019 cómo minimizar los riesgos en este tipo de vehículos. Según los cálculos del proveedor de soluciones, en el año 2030, 13 millones de vehículos estarán altamente automatizados. En 2040, 33 millones de coches autónomos se venderán en todo el mundo

Para la multinacional, el desarrollo de vehículos autónomos permitirá salvar más vidas en la carretera pero su complejidad y conectividad harán que sean más vulnerables a los ataques de los piratas informáticos. Todo el proceso informático que requiere el vehículo autónomo es susceptible de padecer ataques o virus que manipulen las órdenes impuestas en el vehículo. 

De esta forma, se pueden provocar situaciones de riesgo para el resto de vehículos que circulan por las carreteras y para los viandantes. Por todo ello, TÜV SÜD está firmemente involucrado en el desarrollo de la conducción automatizada pero, más en concreto, en la certificación de la seguridad de todos los procesos del diseño. 

Las soluciones de TÜV SÜD 

Durante la IAA 2019 Conference, explicaron todos los métodos de prueba que están desarrollando, desde el análisis de deficiencias y evaluación de ciberseguridad, hasta seguimiento continuo de riesgos y participación en proyectos globales. Además, presentaron un escáner que en tan solo 20 segundos completa la evaluación óptica de la condición del vehículo.

Las consecuencias de un ataque cibernético a un vehículo autónomo comienzan en el robo de datos personales o daños a la marca y terminan en un fallo en las funciones de la conducción. 

comparte...