Skoda logra reducir en un 56,1% su impacto medioambiental entre 2010 y 2018

También ha reducido su consumo de agua durante el mismo período en un 38,2%.

La preocupación por el medioambiente y los intentos por reducir el número de emisiones es un objetivo casi constante en las distintas marcas automovilísticas. Según indica el informe de sostenibilidad de Skoda, entre el 2010 y el 2018 la compañía logró reducir en un 56,1% su impacto medioambiental en la producción de vehículos. 

El informe también señala que durante el mismo período el consumo de agua por coche también se ha visto reducido en un 38,2%. Lo mismo sucede en otros procesos de fabricación como el pintado. El número de componentes orgánicos volátiles disminuyó también un 48,9% por vehículo. Al mismo tiempo que todos los modelos de la marca cumplieron con los requisitos europeos relativos a la reciclabilidad de materiales

Por ejemplo, el modelo Scala está fabricado con un 85% de elementos reciclables. Por lo tanto, según lo anterior, la compañía estaría cumpliendo los objetivos marcados en la estrategia de ‘Green Future’ ya que está minimizando «de forma consistente» el impacto medioambiental de sus actividades. 

La marca ha mostrado en anteriores ocasiones su compromiso con el medioambiente. Ya en 2018 fue nombrado como ‘Gran Empresa Más Responsable’ por su compromiso con la movilidad sostenible. Además, desde el 2017 ha plantado un árbol por cada unidad vendida en la República Checa. 

comparte...