La restricción de tráfico de Madrid Central impulsa el «carsharing»

Madrid Central ya ha entrado en vigor. Desde el 30 de noviembre, el acceso a la zona centro de la capital está prohibido para coches diésel y de gasolina por la aplicación de un protocolo anticontaminación que convierte a Madrid en un experimento de la nueva movilidad. Los madrileños que no tienen coches con etiquetas Eco o 0, los únicos que tiene acceso libre, ya buscan fórmulas alternativas para poder circular por el centro.

El Ayuntamiento de Madrid ha optado por mantener la entrada en vigor de la medida a pesar de que se encuentra en plena batalla judicial con la Comunidad de Madrid y algunas entidades que intentan frenar el veto a los coches contaminantes. La polémica está servida entre los partidarios de la medida, que la defienden para mejorar la calidad del aire de la ciudad y la salud de sus habitantes, y los que consideran que es demasiado drástica y que pone en peligro el 40% de los ingresos de los comercios de la zona afectada.

Todos los ojos están puestos en el protocolo anticontaminación Madrid Central, tanto en la propia capital como en otras ciudades españolas y europeas que quieren comprobar cómo funciona su aplicación. Sin embargo, los primeros cuatro meses de Madrid Central serán informativos y de concienciación, hasta que la policía empiece a multar con 90 euros a los coches contaminantes que rompan el bloqueo. 

Posibles alternativas para circular

En las semanas previas a la entrada en vigor del protocolo del Ayuntamiento de Madrid, todos se han preparado. Las calles ya tienen la nueva señalización que acota la zona con tráfico restringido. Y los vecinos de Madrid y de otras ciudades que tienen que entrar a la capital estudian cómo adaptar sus desplazamientos a la nueva normativa.

Según una encuesta del RACE, las alternativas que se pueden beneficiar más del corralito vial de Madrid serán el ‘carsharing‘ por minutos de flotas como las de Car2Go, Emov y Zity, así como los servicios de alquiler de coche con conductor (VTC) de Uber y Cabify. El 81,2% de los encuestados que han utlizado en alguna ocasión las flotas de coches eléctricos que se aquilan a través del ‘smartphone’ aseguran que recurrirán probablemente a este servicio con la nueva regulación de Madrid Central. Además, el 51% de los que no han viajado nunca en coches de alquiler por minutos afirman que los utilizarán a partir de ahora.

Algo similar ocurre con los coches de Uber, Cabify y otras VTC. El 60% de los que no han contratado nunca este servicio afirman que probablemente sí lo harán con Madrid Central.  

Fuente: Coche Global 

comparte...