Toyota deja de ser el primer fabricante del mundo

Toyota ha dejado de ser el primer fabricante del mundo, según se veía venir a partir de los datos parciales del año pasado.  Es la primera vez desde 2011 que el fabricante japonés cede el trono como mayor vendedor anual, en este caso a Volkswagen.

Según los datos publicados hoy por la empresa nipona, el grupo Toyota, vendió 10.175.000 de unidades en todo el año pasado. La cifra es un 0,2%  superior a la del año precedente, pero inferior a los 10.312.000 millones de unidades que vendió Volkswagen en 2016 pese a los efectos del reciente escándalo de manipulación de emisiones de sus modelos diésel.

La última vez que Toyota quedó como segundo mayor vendedor anual del mundo fue en 2011, año en el que el terremoto y tsunami devastaron el noreste de Japón y afectaron gravemente sus operaciones al causar importantes cortes en las cadenas de suministro.

Según Toyota, sus ventas se resintieron ligeramente en 2016 en Estados Unidos, su principal mercado, mientras que las de Volkswagen crecieron con fuerza (un 12,2%) el año pasado en otro ámbito muy importante, China.

De cara al 2017, Toyota espera unas ventas de 10,2 millones de unidades, lo que se traduciría en únicamente un incremento del 1% respecto a las cifras con las que cerraría 2016. Este resultado se debería principalmente a que sus principales mercados no van a experimentar cambios sustanciales.

Así, el mercado de Estados Unidos, el primero para Toyota, parece que ha tocado techo, por lo que no se repetirán los buenos resultados de los últimos años. Por su parte, Japón también se estanca, mientras que sus resultados en China los fía que el Gobierno mantenga la rebaja fiscal que ha venido aplicando y que tan buenos resultados ha proporcionado a todos los fabricantes.

comparte...