La intención de compra de un coche se dispara en China tras el coronavirus por la falta de confianza en el transporte público

La compañía de investigación de mercados, Ipsos, ha analizado la intención de compra de un nuevo automóvil en Chinas tras el impacto del coronavirus.

El brote de coronavirus está transformando todos los hábitos establecidos hasta el momento. También los que tienen relación con los patrones de movilidad y la actitud de los compradores a la hora de adquirir un automóvil. Así lo refleja un estudio realizado por la consultora de mercados Ipsos donde señala que la intención de compra de coches se dispara en China tras el coronavirus.

Como principal razón a la anterior afirmación, la encuesta señala la falta de confianza de los ciudadanos en el transporte público. De hecho, el estudio indica que antes del coronavirus el 34% se decantaba por el uso del coche privado. Sin embargo, a día de hoy este porcentaje ha aumentado hasta el 66%. Por el contrario, el uso de transporte público pasa de ser elegido por el 56% de los encuestados chinos a únicamente el 24% tras el paso del coronavirus. 

Crece, por tanto, la intención de adquirir automóviles nuevos en China. El 72% de los encuestados asegura que la crisis del coronavirus le ha servido para fortalecer su idea de adquirir un automóvil nuevo. Al 66% le gustaría adquirir un vehículo nuevo en los próximos seis meses. 

Las razones que alzan la intención de compra de un coche en China son distintas. En primer lugar destaca la visión del coche como una herramienta para evitar el contagio (77%). Le siguen otros motivos como las necesidades familiares (51%) o la falta de confianza en el transporte público (50%). 

Las preferencias de los consumidores para la compra

Del mismo modo, Ipsos también explica que la forma de comprar un vehículo también está cambiado tras la pandemia del coronavirus. Por ejemplo, el 42% de los encuestados reflejan, especialmente en aquellas regiones más afectadas por el virus, que tienen un mayor interés en la compra online de un vehículo. El 79% se declaran a favor del servicio a domicilio en la posventa o la entrega puerta a puerta. 

Por otro lado, el coronavirus ha provocado que los consumidores se preocupen más por los aspectos relacionados con la seguridad y la salud del vehículo a la hora de comprar un coche. Destaca la seguridad del vehículo (64%), el confort (56%) o aspectos que influyen en la salud (69%). 

comparte...