La industria del automóvil norteamericana expectante tras la llegada de Biden a la Casa Blanca

El presidente pide cambios radicales para impulsar la industria de la automoción de EE.UU. y marcar el comienzo de la nueva era del transporte y los vehículos eléctricos. 

Desde el 20 de enero a las 12:00 horas, Joe Biden es el nuevo presidente de los Estados Unidos. Su llegada al poder promete cambios respecto a las decisiones tomadas por su predecesor, Donald Trump. Por ello, la industria del automóvil norteamericana está expectante tras la llegada del nuevo presidente a la  Casa Blanca. Biden ha prometido cambios radicales para acelerar la llegada de la denominada como nueva movilidad. 

Y es que, de hecho, Biden ha pedido a su equipo desde el primer minuto revisar decenas de acciones tomadas por el expresidente Donald Trump, con el objetivo de revertirlas y proteger el medioambiente. Una de ellas es el establecimiento de los estándares de emisiones que frenó Trump. 

Por ello, los fabricantes de automóviles ya han comenzado a pedir a la nueva administración que utilice un acuerdo voluntario existente en California donde se establece el compromiso de aumentar un 3.7% la eficiencia de los vehículos cada año a partir de 2022. Estos objetivos son más permisivos que los establecidos por Obama pero más estrictos que los del último presidente republicano. 

A la espera de saber qué decisión tomará Biden, lo que sí es evidente es que el presidente actual favorecerá el desarrollo de vehículos eléctricos. La administración Biden ha prometido establecer reembolsos directos al consumidor para alentar a los compradores a cambiar los motores de combustión por coches cero emisiones.

El ejemplo de la Administración

Biden quiere que el gobierno federal dé ejemplo. Por ello, planea incluir nuevas compras de vehículos de la flota del gobierno con una gran inversión de adquisición. Para complementar su política en favor de los vehículos eléctricos, Biden pidió en el pasado una red nacional de 500.000 cargadores de vehículos eléctricos. Esta infraestructura permitiría a cualquier estadounidense viajar de costa a costa en un vehículo eléctrico para 2030.

Lo que más gusta al sector de la automoción es la apuesta de Biden por la industria. De hecho, el presidente se ha marcado el objetivo de crear un millón de nuevos empleos en la automoción, incluida la fabricación, la cadena de suministro y la infraestructura.

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad