El sector del automóvil en China continúa su camino hacia la recuperación tras el coronavirus

El Gobierno chino quiere aumentar su liderazgo en el mercado de los vehículos eléctricos y la conducción autónoma. 

El coronavirus ha cambiado y mucho a la industria de la automoción mundial. China trata poco a poco de adaptarse a esta nueva realidad. El sector del automóvil del país asiático continúa su camino hacia la recuperación tras el coronavirus sin frenarse en sus objetivos previos a esta crisis. 

Según ha explicado Michael Dunne, consultor de la industria de la automoción en Asia, el Gobierno continúa con sus metas de aumentar el liderazgo de China en el mercado de los vehículos eléctricos, la conducción autónoma o su expansión hacia los Estados Unidos. 

El consultor asegura que 14 empresas chinas están probando ya vehículos autónomos en California. Añade que cerca de 80 proveedores operan solo en Michigan y agrega que «China está decidida a ser el centro de exportación de vehículos eléctricos a nivel mundial». Dunne reflexiona que el coronavirus no va a frenar las expectativas chinas en un momento de debilidad de la economía americana. 

Por otro lado, en cuanto al mercado nacional del gran país asiático, el consultor asegura que aún continúa en un proceso de recuperación. “El mercado de la automoción más grande del mundo todavía está sintiendo las réplicas de COVID-19. Las ventas de este año podrían terminar en aproximadamente 20 millones de unidades”, subraya.

Siguen los esfuerzos gubernamentales para reactivar el sector

El experto en el mercado chino afirma que el gobierno continúa ofreciendo incentivos haciendo especial hincapié en las ventas de vehículos eléctricos. «Realmente están tratando de dirigir la demanda de vehículos eléctricos”. Explica que las flotas gubernamentales y de taxis representan muchas ventas de vehículos eléctricos. Además, el Gobierno está impulsando la instalación de estaciones de carga en los nuevos desarrollos de viviendas.

En definitiva, la “normalidad” sigue sin consolidarse ya que continúa habiendo restricciones de todo tipo. El compartimiento de los usuarios también ha cambiado ya que según Dunne “el uso compartido de vehículos ha disminuido aunque no tanto como el transporte público que ha caído en picado”.

comparte...