“Hay que dinamizar el mercado del automóvil español con medidas potentes” 

El presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, analizó en ‘El Gato al Agua’ la situación de la automoción en España. 

Tras el anuncio del cierre de Nissan en Barcelona, la situación de la industria automovilística se complica. En este contexto, el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, ha participado en el programa de Intereconomía, ‘El Gato al Agua’, para analizar el punto en el que se encuentra el sector así como las medidas que se piden al Gobierno. 

“El mercado interior del automóvil, a día de hoy y desde que abrimos los concesionarios, está devastado. No se ha tomado ninguna medida hasta el momento por parte de la Administración. No hay clientes, no hay interés en comprar un coche. Necesitamos dinamizar el mercado con medidas potentes», explicaba Gerardo Pérez. 

El presidente de Faconauto ha recalcado durante su intervención que ya se habían tenido reuniones con el Ejecutivo explicándoles el Plan de Choque que propone el sector. Ha indicado que todas esas propuestas están sobre la mesa y ha puesto de ejemplo el plan francés. “Es un plan muy potente. Recoge muy bien todas las necesidades. Seguro que va a ser un gran éxito”. 

Además, Pérez ha insistido en que debido a la falta de medidas, a día de hoy el mercado europeo que más cae es el español. “Todos los mercados caen, pero el español es el que más cae. Debemos ver porqué hemos pasado de ser el país que más crece a estar los últimos en niveles de crecimiento”. 

El cierre de Nissan, un varapalo para el sector del automóvil

Respecto al cierre de Nissan en Barcelona, el presidente de Faconauto ha señalado que no por ser esperado el golpe es menos duro. “Para que Nissan se quedará y para que se queden el resto de fabricantes en España hay que ser un país amigable con el automóvil. Y para ello, hay que respetar a todas las tecnologías disponibles, también a los motores de combustión”. 

También ha señalado otros aspectos como fundamentales como por ejemplo reducir las tensiones territoriales, no lanzar mensajes en contra del sector y proporcionar libertad empresarial a los fabricantes además de seguridad jurídica. “Necesitamos un mercado interior potente. Hay que trabajar para que el resto de fábricas en España se queden”. 

comparte...