¿Cómo afectará el auge de los vehículos eléctricos a los concesionarios?

Se estima que para 2027 las ventas de automóviles de cero emisiones superen a las de combustión, haciendo temblar el mercado del motor tal y como ahora lo conocemos.

Es indiscutible que la conducción en eléctrico es el futuro. Ya sea la versión total o los híbridos con gasolina o diésel, dentro de no mucho tiempo ocuparán el mercado del motor al completo. Sin embargo, esto puede ser algo que no termine de favorecer a los concesionarios. O así, al menos, han publicado desde el diario económico Cinco Días.

Los motivos, según indican desde el medio, serían las diferencias que presentan los coches eléctricos frente a los de combustión. Y es que, por una parte, los vehículos eléctricos tienen entre una vigésima y una centésima parte del número de piezas móviles de los coches de combustión.

Esto supone que, en consecuencia, necesitan menos mantenimiento que un coche de combustión y que, cuando así sea, el precio sea mucho inferior. De hecho, Volkswagen calcula que los costes mensuales del mantenimiento de su modelo eléctrico, así como la compra de neumáticos, son un 15% más baratos que los de su superventas de gasolina, el Golf.

Por otro lado, cada vez son más los fabricantes que apuestan por la incorporación de actualizaciones de software en sus modelos eléctricos. Lo significa que, en lugar de diseñar nuevos modelos, las grandes marcas añaden las novedades que van desarrollando a través del software del dispositivo.

Todos los procesos relacionados se llevan a cabo a través de la propia web de los fabricantes, tal y como han desarrollado marcas como Tesla o Volkswagen. Pues, en su caso, el fabricante alemán ha sido el primero en el mercado de masas en mejorar la iluminación y los sistemas de entretenimiento del coche a través de este sistema.

¿Cuánto tiempo le queda a los concesionarios para adaptarse? 

A pesar del incremento de las ventas, la penetración de las baterías llevará tiempo. Se estima que los vehículos de cero emisiones no representarán una mayoría, por lo menos, hasta 2027. 

A nivel global, Estados Unidos y sus arraigadas leyes de franquicias serán un gran impedimento. Por el momento, el país limitará el número de vehículos que los fabricantes puedan vender sin intermediarios. Dando unos años de margen a los concesionarios y permitiendo que puedan buscar alternativas con las que adaptarse al nuevo mercado del motor.

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad