China “obliga” a Toyota a subirse al carro del coche eléctrico

Después de años evitando entrar en el desarrollo del coche eléctrico, el primer fabricante del mundo ha tenido que capitular, y la semana pasada anunciaba en un comunicado que había formado un equipo de trabajo para el desarrollo de coches impulsados mediante baterías eléctricas.

Aunque la marca japonesa produce el 70% de los coches híbridos del mundo y de que se ha convertido en el altavoz de la tecnología del hidrógeno, hay que recordar que fue uno de los primeros fabricantes “tradicionales” en apoyar e invertir en Tesla.

¿Qué le ha hecho ahora entrar de lleno en la carrera por el coche eléctrico? Un análisis del Wall Steet Journal asegura que la respuesta se encuentra en China. En concreto, en el hecho de que el primer mercado del mundo pondrá en marcha una serie de complicadas redes regulatorias que penalizarán a los fabricantes que no produzcan el suficiente número de vehículos eléctricos o híbridos enchufables.

Básicamente, en 2018, estos coches deben suponer el 8% de toda la producción de vehículos del país. El Gobierno chino se ha encargado de anunciarlo a los cuatro vientos, instando a los fabricantes a cumplir con estos objetivos.

Las ventas de Toyota en China crecieron un 8% en octubre, en comparación con el 15% que lo hicieron en el mismo mes del año pasado.

El problema, dice el Wall Street Journal, es que Toyota ha empezado muy tarde a competir en esta carrera. Volkswagen, que debe a China un tercio de todas sus ventas, ha anunciado planes para convertirse en líder mundial de movilidad eléctrica la próxima década. Además, para cuando la japonesa quiera poner en los concesionarios sus modelos eléctricos, lo más probable es que los incentivos oficiales, de los que otras marcas se están aprovechando, hayan dejado ya de existir.

Mientras, Toyota habla de que seguir probando el coche de hidrógeno, a pesar de que esta tecnología se está quedando fuera de juego, no sólo desde el punto de la tecnología, sino también en lo que se refiere a la infraestructura.

comparte...