Carvana, una de las empresas online de vehículos de ocasión más importantes de los Estados Unidos, se prepara para un boom en las ventas de usados

El comercio electrónico sigue pujante en la venta de coches de segunda mano. 

La compañía de concesionarios de automóviles usados, Carvana, ha comenzado a invertir 500 millones de dólares en nuevas instalaciones y la contratación de miles de empleados. Se preparan para un boom de este mercado tras el fin de la pandemia y creen que el nuevo hábito de los consumidores hacia la compra de vehículos de segunda mano perdurará en el tiempo junto con la compra online. 

Carvana y otras compañías en línea se han beneficiado de esta tendencia de los consumidores hacia el comercio electrónico durante varios meses. La compañía con sede en Tempe, Arizona, vendió 244.111 automóviles en 2020, un 37% más en comparación con el año anterior

Carvana supera en bolsa a fabricantes como Ford, Peugeot o Fiat Chrysler

Su capitalización se encuentra en máximos históricos. En la actualidad, está sobre los 44.730 millones de dólares, por encima de grupos como Ford (35.000 millones), Fiat Chrysler (21.000) o Peugeot (18.500 millones). Por tanto, las expectativas son altas.

Carvana espera un boom de la venta de coches usados online

La empresa espera que la demanda de sus servicios se mantenga alta en los próximos meses.  « El cambio de preferencia del cliente hacia una compra más cómoda desde casa ha llegado para quedarse», explica el director financiero Mark Jenkins.

En España, el sector empieza a despertar

En España, la venta de vehículos de ocasión de forma online también comienza a despegar. Faconauto también tiene su plataforma como es niw.es. Se activó justo antes de la pandemia y ya cuenta con la adhesión de millar de concesionarios, la mitad del total. Está enfocada a coches de segunda mano de entre 0 y 5 años y permite realizar la compra parcial o total por internet. 

La plataforma ofrece a sus clientes unos servicios de valor añadido que solo los concesionarios pueden garantizar. Entre ellos, se encuentran, la omnicanalidad en el proceso de compra, la certificación del estado del vehículo, así como su prueba, reserva y entrega a domicilio.

Nadie quiere perder este tren, ni emprendedores ni fabricantes ni concesionarios. Dentro de 15 años, la oportunidad podría estar entre el 20% y el 40% de las ventas totales. La gran cuestión es si el consumidor está realmente preparado o la experiencia es solo apta para los consumidores más innovadores.

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad