Un informe de expertos considera “imprescindible” la renovación del parque automovilístico para reducir las emisiones contaminantes

Se trata de un informe elaborado por diferentes universidades y asociaciones de expertos que advierte del constante “envejecimiento” del parque de automóviles español. 

La toma de decisiones para reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera está a la orden del día tanto a nivel nacional como europeo. Desde la patronal de los concesionarios, Faconauto, se ha incidido en distintas ocasiones en la importancia de renovar el parque automovilístico, como medida legislativa, para conseguir un modelo de movilidad más sostenible y respetuoso con el medio ambiente. 

Ahora ha sido un informe elaborado por el Colegio y la Asociación de Ingenieros Industriales de Madrid (COIIM y AIIM), la Asociación Española de Profesionales de Automoción (Asepa) y el Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (Insia) de la Universidad Politécnica de Madrid (UMP) quien han calificado como “imprescindible” establecer incentivos a corto plazo para la renovación del parque automovilístico. 

De esta forma, según apuntan los expertos, se ayudaría a reducir las emisiones contaminantes de los vehículos. Como medida adicional, el estudio también aboga por el desarrollo de la pila de hidrógeno como combustible alternativo a la gasolina y el diésel al considerarse el combustible «más abundante del mundo» y ser posible su fabricación. 

El informe titulado ‘Transición hacia una movilidad sostenible’ señalaba que el parque de turismos a nivel nacional estaba situado en los ocho años de antigüedad en 2007. Sin embargo, año más tarde ya roza los 12,4 años. Los autores del documento indicaron en el acto de presentación que los vehículos que se fabrican actualmente reducen las emisiones contaminantes en un 90 % y en un 25% las de dióxido de carbono (CO2) respecto a un vehículo de hace diez años.

Con esta idea, el estudio propone que si se sustituyeran un millón de vehículos de combustión por otros modelos eléctricos, podrían reducirse un 6,4% las emisiones de CO2, aumentando el consumo de energía un 1,1%, «algo asumible para la red actual». «Se recomienda invertir en más instalaciones e infraestructuras de generación de energía limpias, así como en infraestructuras de distribución y puntos de recarga», añade el documento.

comparte...