Los coches que no tengan certificado de ciberseguridad no se podrán vender en Europa a partir de 2022

Así lo refleja la nueva normativa de Naciones Unidas que se aprobará este año y que se reflejará en un Reglamento Europeo. 

El futuro del automóvil está marcado por la conectividad, la autonomía y la electrificación. Estas tres tendencias parecen dirigir el horizonte más cercano de los concesionarios y la automoción. El aumento de tecnología trae consigo otras consecuencias como la necesidad de invertir en seguridad y evitar posibles hackeos y demás delitos informáticos. Por ello, los coches que no cuenten con un certificado de ciberseguridad no se podrán vender en Europa a partir de 2022. 

Así lo reflejará el Reglamento Europeo de Seguridad de Vehículos que se aprobará este año por Naciones Unidas. Una empresa especializada en el análisis de la ciberseguridad de vehículos, Eurocybcar, explica que este asunto, por tanto, es ya un problema no de futuro sino de presente para los concesionarios. 

«Esta amenaza no afecta sólo a los coches autónomos, sino a cualquier vehículo que incorpore un mínimo de tecnología. Por ejemplo, Bluetooth, sistemas de alerta, airbags, ABS o llave con mando a distancia», explica Eurocybcar.

Muchos vehículos ya incorporan pruebas relacionadas con la seguridad para proteger a los vehículos. Estas pruebas controlan diferentes elementos del modelo, desde si un ciberdelincuente podría manipular el ABS, los frenos o la dirección, hasta el acceso remoto al coche. 

El gasto en ciberseguridad en los próximos años

La consultora, McKinsey & Co, asegura que el pronóstico de gasto en ciberseguridad de la industria de la automoción casi se duplicará en los próximos 10 años. Se pasará de un gasto de 4.9 mil millones de dólares en 2020 a uno de 9.7 mil millones de dólares en 2030. En parte, debido a los requisitos reglamentarios que incorporarán los gobiernos nacionales y organismos internacionales como la ONU. 

«La industria del automóvil se está convirtiendo en un sector cada vez más regulado en materia de ciberseguridad porque su producto se está volviendo más avanzado, más sofisticado. Pero también es más complejo y vulnerable. El objetivo de todos es intentar evitar un ataque escalable», explican desde la consultora.

comparte...