El mantenimiento de un vehículo eléctrico, ¿qué cambia para el cliente y el sector respecto a uno de combustión?

Según datos presentados por Peugeot, un mantenimiento de un coche eléctrico cuesta un 30% menos que el de uno de combustión. 

La llegada del vehículo eléctrico se acelera con la crisis del COVID-19. La mayoría de los planes de estímulo al sector del mundo contemplan una gran inversión para fomentar su uso y fabricación. Sin embargo, su expansión va a tener una consecuencias inmediatas en todo el sector del automóvil. Por ejemplo en la posventa, ya que el mantenimiento de estos coches es muy distinto. Pero, ¿qué cambios se producen en el cuidado de un coche eléctrico para el cliente y el sector respecto a uno de combustión?

De acuerdo con los datos presentados por Peugeot, el mantenimiento de un coche eléctrico cuesta un 30% menos que el de uno de combustión. La firma asegura que un modelo ‘cero emisiones’ genera «importantes ahorros»  para el cliente a lo largo de su vida útil respecto a un modelo de gasolina o de diésel.

Este apunte debe tenerlo en cuenta el mercado de la posventa ya que su expansión afectará a su forma de trabajar y deberán de adaptarse. Indican que un automóvil convencional tiene alrededor de 30.000 piezas y uno eléctrico casi un 60% menos. Además, la mayor parte de este ahorro de componentes viene del propulsor, «infinitamente más sencillo» en el caso de los ‘cero emisiones’.

Por otro lado, el cliente también ahorrará, según Peugeot, en el coste de energía. Ponen de ejemplo el caso del e-208. Indican que con este modelo para recorrer 100 kilómetros se necesita un coste de energía de entre 0,55 y 2,04 euros. Con un motor diésel, se necesitan 5,2 euros, una cantidad aún mayor en el caso de un vehículo gasolina. 

Los vehículos eléctricos sufren menos el impacto del COVID-19

En España, la cuota de los vehículos eléctricos, híbridos, de gas… durante el mes de junio ha llegado hasta el 18,1% del total del mercado. En el acumulado del año la cifra se sitúa en el 17,9%. Las cifras de ventas en junio para este segmento han mostrado un comportamiento mucho más positivo que el de los vehículos de gasolina o diésel. Han aumentado sus ventas con respecto al mismo mes de 2019 en casi todas las comunidades autónomas excepto en Asturias, Baleares, Castilla la Mancha y Canarias. 

Cantabria (+132%), País Vasco (+100,91%) y Navarra (+58,96%), son las regiones que más consiguen aumentar la cuota de mercado de vehículos con propulsiones alternativas al diésel y la gasolina en el pasado mes. Estas cifras contrastan con el conjunto del mercado donde las ventas descienden en todas las comunidades autónomas. 

comparte...