Acciones innovadoras de la industria de la automoción que pueden suponer una oportunidad de negocio para los concesionarios

La electrificación, la sostenibilidad y la tecnología relacionada con la conectividad y la automatización pueden marcar el futuro de la distribución de vehículos. 

La crisis de la COVID-19 ha provocado que las tendencias más rompedoras del sector del automóvil se aceleren. Electrificación, sostenibilidad, digitalización… Transformaciones profundas que han empujado a la industria a acelerar todos los procesos ya iniciados. A día de hoy, ya hay muchas acciones innovadoras, hasta el momento, que pueden suponer una oportunidad de negocio para los concesionarios. 

Una de las claves fundamentales para introducir estas nuevas tendencias en el sector están siendo las sinergias. Diferentes empresas y negocios están tejiendo acuerdos para posicionarse en la nueva movilidad que se asentará sobre los pilares anteriores: electrificación, sostenibilidad, digitalización… 

Por ejemplo, recientemente, Hyundai ha anunciado que cooperará con Ineos para explorar oportunidades relacionadas con la economía del hidrógeno. Esta propulsión se cuela entre los nuevos retos del sector y será una gran protagonista en los próximos años. El conocimiento de esta tecnología por parte del concesionario puede suponer una vía de éxito para los distribuidores. 

Pero este no es el único caso real sobre la puesta en marcha de iniciativas innovadoras. La automatización de los procesos y del vehículo también será una oportunidad para el concesionario del futuro. Es el caso, por ejemplo, del grupo BMW que ha creado IDEAL works, una empresa dedicada a proporcionar servicios de logística a través de robots autónomos.

¿Cómo deben prepararse los concesionarios para aprovechar estas acciones?

Para sobrevivir a todos los retos el concesionario, según apuntó el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, en la World Shopper Conference 2020, deberá transformarse teniendo en cuenta 5 claves. “Tenemos distintos retos: salir del regazo de las marcas, ser proactivos, menos dependientes, aprovechar los nuevos negocios y ser más rentables”. 

Ante los nuevos desafíos, Gerardo Pérez también hizo un llamamiento hacia la especialización, la formación y la gestión del talento, incluido el femenino. Como ejemplo de transformación explicó el viraje del modelo de negocio del concesionario tradicional hacia los centros de movilidad. “Los concesionarios nos tenemos que convertir en un centro de movilidad. Los distribuidores tenemos dos requisitos fundamentales para lograrlo: un gran stock de vehículos y dispersión geográfica”.

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad