XXIV Congreso Faconauto

Barcelona, 6 y 7 de mayo de 2015

El lema “Los concesionarios, motores del cambio” que subtitulaba el XXIV Congreso Nacional de la Distribución de la Automoción, organizado por Faconauto los días 6 y 7 de mayo en Barcelona, resume con acierto el momento que vive el sector. Después de siete años de caída, y tras el cambio de tendencia que hubo en 2013, 2014 fue el año en el que se consolidó la recuperación. Crecieron la rentabilidad y la facturación, se creó empleo y se certificó que los cambios de reestructuración y los esfuerzos que han realizado los concesionarios están dando sus frutos. Sin embargo, como indicó Jaume Roura, presidente de Faconauto, “la cima es alta y hay que tener cuidado de no resbalar en la subida” porque la caída podría ser aún más grande.

El año pasado, los concesionarios españoles facturaron un total de 25.545 millones de euros, lo que no sólo supone un incremento del 4,4% con respecto al año pasado, sino también el mejor resultado desde 2009, cuando se facturaron 27.232 millones de euros. Además, la rentabilidad volvió a ser positiva por primera vez desde 2010 y se situó en un 0,91%, que indica la recuperación del sector después de tres años en números rojos.

No obstante, aunque el escenario ha cambiado, Roura recalcó que hay que seguir trabajando. “Hace dos años estábamos mal vistos, ahora los bancos nos buscan. En 2013 hubo un cambio de tendencia y en 2014 se ha consolidado gracias a la importancia de los planes PIVE y PIMA, aunque aún está por debajo del mercado adecuado de acuerdo al PIB español. La rentabilidad media conseguida significa que aún hay algunos en números rojos. Ahí es donde tenemos que trabajar”, manifestó.

Estos incrementos son especialmente significativos si se tiene en cuenta que el número de concesionarios menguó durante el año pasado, lo que significa que con menos centros, los que se han quedado, han sido más rentables. Esto, en cifras, queda de la siguiente manera: 2013 se cerró con un total de 4.482 concesionarios, 330 más que los 4.152 con los que echó el cierre 2014. Una caída del 7,36% interanual y del 38,63% si se cuenta desde 2007.

Queda demostrado, por tanto, que los recortes están dando resultado, sin embargo, aún hay cosas que cambiar, especialmente en lo que a posventa se refiere. Como indicó Roura, “los coches que visitan el taller son aquellos que tienen entre cinco y diez años” y ahí los concesionarios pierden cuota de mercado según Faconauto.

La clave pasa por “reciclarse, adaptarse al cliente y renovar un modelo que es obsoleto” apostando por la tecnología y por dar al cliente aquello que busca a la hora de elegir dónde llevar a reparar su coche: confianza, cercanía y precio.

Adoptar el modelo americano

De esta forma, el presidente de Faconauto aboga por un cambio de modelo porque “no se puede repetir el error de tener a los concesionarios dando pérdidas y manteniendo costosas y pesadas estructuras que nos impiden adaptarnos a los cambios y que, como se ha visto en esta última crisis, da como resultado el cierre de empresas y más paro”. Roura puso como ejemplo a seguir el modelo de la asociación norteamericana, la NADA —North America Dealers Association—, un modelo que en poco tiempo ha pasado de estar sucumbido en la crisis a estar creciendo y ganando dinero. “Hay que convertir Faconauto en la NADA”, sentenció Roura.

Este cambio de modelo puede venir dado por el ansiado Código de Buenas Prácticas fruto de la Mesa de Diálogo, que aúna a concesionarios y fabricantes para discutir los temas del sector y que cuenta con el arbitraje de miembros del Gobierno. “El modelo se puede renovar con el Código de Buenas Prácticas, que puede ayudar a consolidar las empresas, aumentar volumen y mejorar la rentabilidad”, dijo Roura, que consideró que “Anfac, Aniacam y Faconauto tenemos más cosas que nos unen que cosas que nos separan y debemos trabajar juntos, marcas, asociaciones y Administraciones Públicas”. Dada la importancia que este paso tendría para el sector, el máximo responsable de la federación de concesionarios pidió que éste Código se ponga en marcha “antes del final de la legislatura “.

Otro de los aspectos más positivos que pueden extraerse de la intervención de Jaume Roura fueron los datos relativos al empleo. Los concesionarios emplearon a un total de 137.025 personas y contrataron a 5.712 empleados, lo que supone el segundo año consecutivo en creación de puestos de trabajo.

Diálogo entre patronales

Sin lugar a dudas, uno de los platos fuertes del XXIV Congreso Nacional de la Distribución de la Automoción fue la mesa redonda que reunió a las principales asociaciones del sector. Moderados porGerardo Pérez, vicepresidente de Faconauto y representadas por sus máximos dirigentes, Faconauto (Jaume Roura, presidente), Anfac (José Luis López-Schümmer, presidente), Aniacam (Germán López Madrid, presidente) y Asnef (Óscar Cremer, presidente ejecutivo) discutieron sobre algunos de los temas más importantes de la actualidad, como la remodelación del sector de la posventa, la rentabilidad y la financiación de los concesionarios, la unidad entre las diferentes asociaciones y sus beneficios, o la salida del PIVE.

Concesionarios, fabricantes, importadores y financieras están de acuerdo en que la unidad de las partes es necesaria para que el sector consolide su recuperación y se alcance la ansiada rentabilidad del 3%.

Finalmente, el presidente de Faconauto destacó la labor de lobby que ha permitido la activación de los sucesivos planes de ayuda, que se han traducido en un incremento de las matriculaciones y han permitido la recuperación del sector. Por ello, se considera “imprescindible” el recientemente aprobado plan PIVE 8, que será clave para alcanzar las previsiones que calcula la federación —superar el millón de unidades en 2015 y llegar a los 1,2 millones en 2016— además de favorecer «que no se paren las fábricas» y estabilizar el empleo.