La escasez de chips en la automoción: qué está pasando y cómo está afectando al sector

Con el impacto de la pandemia se ha producido una incipiente demanda de chips vitales para el sector. Estos chips se producen en su mayoría en Taiwán. 

Muchos ya lo vieron venir. Otros han sido conscientes de este nuevo reto para el sector hace apenas unas semanas. El problema de la escasez de chips es un problema real a día de hoy en la automoción. Con la pandemia, muchas empresas chinas hicieron acopio de chips con el temor de que su stock se agotase. El pánico se extendió a otros países y durante los siguientes meses provocó una escasez real. Pero, ¿qué está pasando? ¿Cómo está afectando al sector?

La digitalización ha crecido tras la pandemia y la producción actual no es capaz de cubrir la demanda de procesadores. Pequeños chips que van instalados en casi cualquier dispositivo actual. Y a pesar de haberse convertido en un recurso casi de extrema necesidad, el mundo depende prácticamente de una única empresa ubicada en Taiwán. La Taiwán Semiconductor Manufacturing Company (TSMC) controla el 60% de la producción global y el 90% del mercado de microchips avanzados. 

Y, ¿cómo está afectando la escasez de chips al sector de la automoción? Para conocer el inicio de esta guerra hay que recordar la creciente tensión de las relaciones comerciales entre EE.UU. y China. A partir de ahí, la política comercial a nivel mundial se ha recrudecido teniendo consecuencias inmediatas en muchos sectores. “Casi todos los fabricantes han pactado ERTE o medidas de flexibilización de la producción por la escasez de microchips”, explica Jordi Carmona, secretario del sector de industrias automovilísticas de UGT, en ElDiario.es.

Según calculan diferentes organismos, la ausencia de este tipo de chips vitales para los vehículos actuales podría provocar que se dejasen de vender 1,3 millones de vehículos en todo el mundo. 

Los concesionarios también se pueden ver afectados

Uno de los países más afectados por esta problemática, China, ha explicado qué consecuencias está habiendo durante 2021 en referencia a este asunto. La Asociación de Concesionarios de Automóviles de China ha señalado que espera que el inventario de automóviles continúe cayendo. “La oferta de algunos modelos de automóviles podría no satisfacer la demanda”, explican.

El director ejecutivo de Intel ha avisado esta semana que “se necesitarán un par de años para volver a retomar la capacidad”, según recoge también ElDiario.es.

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad