04 Jul

La apuesta de Porsche por la eletricidad

La apuesta de Porsche por la eletricidad

Porsche pretende dar un giro espectacular a su política comercial y de producto. Y además, quiere hacerlo de inmediato. El objetivo de la marca germana es claro: en 2023, la mitad de su producción será de vehículos eléctricos, aunque sin abandonar su filosofía tradicional: lujo, exclusividad, prestaciones y deportividad. Seis años, con los plazos que trabajan las marcas, significa «a la vuelta de la esquina».

La producción actual de Porsche es de unos 240.000 coches anuales, lo que implica que para 2023 o, cuanto más tarde, 2025, la firma de Zuffenhausen debe poner en el mercado unos 120.000 automóviles eléctricos, la mitad de ellas producidos en su sede ya que Oliver Blume, CEO de la marca, ha declarado que en Zuffenhausen se producirán 60.000 coches eléctricos.

Los restantes 60.000 podrían ser producidos conjuntamente con Audi. El pasado abril, el grupo Volkswagen anunció que las dos marcas iban a colaborar en el campo de los vehículos eléctricos.Tanto Audi como VW, así como las otras marcas del grupo como Skoda y Seat, ya han anunciado próximos lanzamientos de un importante número de modelos eléctricos.

Porsche tiene previsto lanzar al mercado en 2019 la versión comercial de su Mission E, una berlina de 4 plazas y altas prestaciones cuyos motores eléctricos están derivados de los que emplea el Porsche 919 Hybrid ganador en Le Mans. El coche fue presentado como concept en el Salón de Frankfurt de 2015.

El concept Mission E tenía, según Porsche, dos motores eléctricos -uno en cada eje, lo que significa que tiene tracción integral- que ofrecían 590 CV de potencia y era capaz de acelerar a 0 a 100 en 3”5. El pack de baterías ion-litio de 90 kw/h le ofrecería una autonomía de 500 km en condiciones de homologación y sería capaz de recargar las baterías al 80% en sólo 15 minutos gracias a un sistema de carga de 800 V, el doble de lo que por ahora es habitual, 400 voltios. Cabe resaltar que estas cifras son homologables a las del Tesla Model S que probamos en este enlace con video.

El plan de Porsche es producir 20.000 Mission E (se espera que se mantenga el nombre comercial), pero el grueso de la producción eléctrica podría centrarse en una versión eléctrica del Macan, su SUV más pequeño y uno de los modelos de mayor éxito de la gama.

Entre tanto, Porsche parece ir abandonando la idea de producir coches híbridos. Actualmente produce dos versiones híbridas enchufables de su berlina Panamera (atmosférico o turbo) y del Cayenne, pero las ventas no se acercan a lo planeado, de forma que el proyecto de un 911 híbrido habría sido aparcado.

Raymond Blancafort, en colaboración con coches.net: