Gerardo Pérez, presidente de Faconauto: “Vamos a reclamar que la parte comercial de los concesionarios se considere como servicio esencial”

El presidente de Faconauto ha explicado en Negocios.es de Movistar+ los daños que están ocasionando los confinamientos selectivos a los distribuidores de vehículos. 

La segunda ola de la pandemia de la COVID-19 está provocando que en muchos puntos de España se tomen medidas restrictivas que afectan de lleno a la actividad comercial de los concesionarios. Las nuevas medidas están obligando a los concesionarios a cerrar sus puertas en algunas comunidades autónomas. Por ello, Gerardo Pérez, presidente de Faconauto, ha asegurado que “vamos a reclamar que la parte comercial de los concesionarios se considere como servicio esencial”. 

Lo ha hecho durante una entrevista en el nuevo programa, negocios.es, de Movistar+. “Al igual que en la parte de talleres, la zona comercial debe ser servicio esencial. Nuestras instalaciones son muy grandes, de más de 800 metros cuadrados en su mayoría. Además, en un día suelen venir de media 10 o 12 clientes. Un concesionario es seguro. Tenemos en marcha el protocolo de prevención instalado desde el inicio de la pandemia”. 

Pérez ha indicado que “ha habido muy pocos casos de contagio dentro de cualquier concesionario” y ha reclamado que se considere al concesionario como servicio esencial por su importancia en la movilidad. También ha recalcado que el cierre de las exposiciones de vehículos puede conducir a un empeoramiento del mercado que el sector “no se puede permitir”. 

Por otro lado, el presidente de la patronal ha hablado sobre el Renove y la subida de impuestos al sector. “Con la puesta en marcha de la página del Renove, hubo ciertos problemas. Pero parece que, a día de hoy, todo funciona correctamente aunque siempre hay cosas que mejorar”. 

La subida de impuestos al automóvil

En referencia al otro gran tema de actualidad en la automoción, el de los impuestos, Pérez ha señalado que “un vehículo con las mismas emisiones que el año pasado, que sea de diésel y gasolina, que ahora no paga impuestos, sí lo hará en 2021”. Por eso, ha considerado como negativa la propuesta del Gobierno en cuanto al diésel y a la nueva normativa de emisiones. 

“Este sector no se puede permitir más subidas de impuestos. Tampoco el consumidor. Confío y deseo que el Gobierno escuche al sector y amplíe esa moratoria para aplicar el nuevo protocolo. Ojalá que el 2021 sea un año de Renove, un año sin subidas impositivas para poder relanzar a un sector tan necesitado como el automóvil”. 

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad