Formas de ahorrar y optimizar la gestión de impuestos en el concesionario

La consultora Mielvaque trata de aportar a los concesionarios un valor añadido y garantizar, en todo momento, la correcta imputación fiscal. 

En un momento como el actual, donde predomina la incertidumbre económica, los concesionarios han de mirar de forma exhaustiva cada céntimo que se gasta. Y es que el ahorro y la contracción del gasto es vital en tiempos de crisis. Hoy en Faconauto, gracias al testimonio de la consultora Mielvaque, contamos algunas formas de ahorrar y optimizar la gestión de impuestos en el concesionario. 

Según los estudios de la consultora, cerca del 95% de las valoraciones catastrales de los inmuebles en España contienen errores que son subsanables. De ese total, el 55% implican una sobreimputación fiscal. Por tanto, es posible que el concesionario pueda ahorrar en el pago de impuestos. 

También indican que la optimización fiscal supone un ahorro medio de aproximadamente el 15% en el pago de los recibos. Especialmente, en los casos donde se encuentran discrepancias por parte de la Administración. Pero, ¿es esto posible? ¿Se puede reducir el gasto de pagos de impuestos?

Desde Mielvaque trasladan este ejemplo real. Concesionario multimarca en la Comunidad de Madrid. Tiene 1400 m2 y paga un poco más de 12.000€ de IBI y 18.500€ de IAE. Al tener varias zonas de venta, taller y zonas de aparcamiento, se aprecian discrepancias en sus valores catastrales. Optimizando los valores se plantea un escenario con una reducción del 24% al año en sus impuestos locales. 

Impuestos a optimizar

Entre los impuestos que se pueden optimizar y conseguir un ahorro destacan: Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI); Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) ; Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO); Subvenciones (pasado/futuro); Impuesto sobre Sociedades (amortización de inmuebles); Vados; Transmisiones Patrimoniales (ITP – AJD – Plusvalías); Impuesto sobre el Patrimonio; y IRPF de no Residentes. 

En toda esta gestión, existen empresas especializadas como Mielvaque que ayudan a garantizar una buena optimización. Esta entidad cuenta con un equipo multidisciplinar capaz de conjugar las necesidades de respuesta en tiempos ante la Administración y planificar el cash-flow de tributos al inicio de cada ejercicio fiscal.

Además, parte con el objetivo de aportar un valor añadido al concesionario y buscar de forma constante el ahorro y las reducciones a través de bonificaciones y reducciones potestativas. 

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad