Los configuradores de vehículos en el canal digital del concesionario: una herramienta para potenciar la experiencia del cliente

Este tipo de tecnología ha evolucionado muy rápido con el paso del tiempo hasta convertirse en soluciones cada vez más fotorrealistas e interactivas.

El concesionario busca de forma constante ofrecer al cliente la mejor experiencia de compra posible. De hecho, la automoción es uno de los sectores que genera una experiencia más memorable y positiva para el consumidor. A día de hoy, el canal digital del concesionario es uno de los aspectos clave a mejorar debido a que las tendencias de compra cada vez son más digitales. Una de las herramientas que más ayudan a esta causa es el configurador de vehículos. 

Hace apenas unos años, esta solución aún era minoritaria y estaba muy poco desarrollada. En la actualidad, los clientes esperan poder explorar desde su casa las diferentes opciones disponibles en la concesión antes de realizar una visita física. Además, estas herramientas no han dejado de incorporar tecnología y se han convertido en soluciones cada vez más interactivas y fotorrealistas. 

Pero los configuradores de vehículos no solo son importantes en el mundo online. En el mundo físico también se han convertido en elementos relevantes para los distribuidores. De tal forma, el personal del concesionario puede configurar el vehículo del cliente e incluso, en los casos donde exista la tecnología adecuada, mostrarle dicho coche a través de realidad virtual produciendo una experiencia inmersiva. 

Ya existen concesionarios y marcas que ofrecen este tipo de experiencias. De hecho, los concesionarios Audi en el mercado alemán utilizan una tecnología similar. Ofrecen imágenes y experiencias fotorrealistas de la más alta calidad. Tienen, por tanto, la libertad de interactuar con el vehículo sin esperar modelos físicos. Además, los clientes pueden realizar una prueba de conducción a través de la realidad virtual sin salir de la sala de exposición.

Una experiencia única

Todos estos elementos han conducido a que la compra de un vehículo sea una experiencia única. Según se explican diversos estudios, la experiencia positiva del cliente en la automoción viene derivada de la ilusión que genera la idea de comprar un coche. Incluso, muchos comentarios son aspiracionales. Es decir, de clientes que indican que sus ganas de tener el dinero suficiente para comprar el coche de sus sueños. 

De tal forma, por ejemplo, el estudio de Brandwatch recomienda a marcas y concesionarios aprovechar las emociones positivas que genera su proceso de compra para aumentar el engagement con los clientes. Aún así, a día de hoy sigue habiendo puntos de mejora en el proceso de compra de un vehículo.

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad