VW pagará 1.200 millones de dólares a los concesionarios estadounidenses

Volkswagen pagará a los distribuidores en Estados Unidos 1.200 millones de dólares para compensar las pérdidas que sufrieron a causa del escándalo por la alteración en la medición de emisiones de sus vehículos diésel.

Según el acuerdo, sometido el viernes pasado ante una corte federal estadounidense, cada concesionario de Volkswagen recibirá en promedio 1.85 millones de dólares, aunque pueden optar por rechazarlo y proseguir la disputa mediante demandas particulares.

En un comunicado, Volkswagen dijo que proporcionará “beneficios adicionales para resolver presuntos del pasado, los derechos presentes y futuros de las pérdidas de valor de la franquicia”.

Volkswagen lleva meses celebrando reuniones en todo el país informando a los concesionarios sobre los planes de la compañía para implementar la distribución de 15.000 millones de dólares pactados con los consumidores y con las autoridades de Estados Unidos. En esas reuniones, los concesionarios, que suman un total de 650,  exigieron compensaciones por las 12.000 unidades que no han podido vender y que mantienen en sus campas.

La marca ha estado entregando también a los puntos de venta un calendario de recompra y reparaciones. Los dueños de los coches afectados podrán devolver el vehículo o repararlo a partir de este mes de octubre.

comparte...