Una rebaja del 10% en el precio de la batería impulsaría un 15% la compra de coches eléctricos

Una de las principales trabas que encuentran los clientes para adquirir este tipo de vehículos es el precio de las baterías y las pocas infraestructuras de carga.

Un estudio publicado por la Universidad de Sevilla y publicado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, ha analizado el futuro del coche eléctrico en España y las vías posibles para alcanzar un modelo de movilidad sostenible.

El informe indica que uno de los principales impedimentos para que los clientes compren un coche eléctrico es el precio de las baterías y las pocas infraestructuras de carga. A pesar de ello, también señalan que entre los consumidores existe una gran conciencia social con el medio ambiente y las nuevas formas de movilidad.

A nivel Europeo, España es uno de los países que se sitúa en la cola de las matriculaciones de coches eléctricos, muy lejos de Noruega que es el estado pionero. Diferencias que según la Universidad de Sevilla se deben a la escasez de puntos de recarga y la falta de incentivos para la compra.

Por lo tanto, se insta a aumentar los puntos de recarga para que siga aumentando la cuota de mercado de los vehículos eléctricos y a poner a disposición de los usuarios mayores incentivos a la compra y al uso del coche eléctrico. De hecho, el estudio concluye que por cada 10% de incremento de puntos de carga rápida, las matriculaciones de estos modelos sin emisiones aumentarían cerca de un 3%.

comparte...