Un Golf, diésel, plateado y viejo, el prototipo de coche usado

Las características propias más frecuentes de un vehículo de ocasión son las de un Golf, diésel, planteado, de ocho años y con una media de 110.000 kilómetros recorridos, según una información proporcionada por AutoScout24.

Este coche de segunda mano más habitual tiene diseño de sedán, ya que casi la mitad del mercado de ocasión es de este tipo, y sus 110.000 kilómetros recorridos muestran un incremento en la vida de estos vehículos, que hace un año tenían una media de 105.500 kilómetros, casi un 4% menos.

La potencia de este modelo es de 138 caballos, mientras que su cilindrada asciende a 1.964 centímetros cúbicos de media, al tiempo que su precio se mantiene en algo más de 14.000 euros.

Al respecto, el director general de AutoScout24, Gerardo Cabañas ha recordado que  “más de la mitad de los coches usados vendidos supera el umbral de los diez años. Los profesionales del sector tienen que ser capaces de aunar lo que desean, más ventas de coches jóvenes, con la realidad, coches más viejos que por su coste son más accesibles a todos los bolsillos y que no deben desdeñarse en su puesta a la venta”.

comparte...