Toyota pone en manos de cuatro personas el desarrollo de sus coches eléctricos

Hace poco más de un año, Toyota anunció un ambicioso objetivo para reducir las emisiones de sus coches nuevos y de su proceso de producción. Para ello, el primer fabricante del mundo dijo que apostaba por el hidrógeno, y no por la movilidad eléctrica. Ahora, parece que desanda sus pasos y se fija de nuevo en la electricidad para cumplir sus objetivos.

El viernes lanzó un nuevo comunicado diciendo que en el próximo es pondrá en marcha una sociedad interna de capital riesgo que se dedicará al desarrollo de vehículos eléctricos. Esta nueva organización será “virtual” y estará formada por cuatro representantes de Toyota Motor Corporation, de Toyota Industries Corporation, de Aisin Seiki y de Denso y actuará de forma independiente de otras compañías estructurales de la marca.

Se trata de una organización pequeña capaz de implementar procesos de trabajo poco convencionales y capaz de liderar los procesos de desarrollo de nuevos productos para que estos lleguen al mercado cuanto antes. Se puede decir que tiene una estructura de “start-up”, algo que también están aplicando otros fabricantes del mundo.

La electricidad era el último paso a dar por Toyota, que se ha caracterizado desde hace décadas por el desarrollo combustibles alternativos, con la apuesta sobre todo por los híbridos y, últimamente, también por el hidrógeno, al que sigue considerando ideal para ir hacia una movilidad sin emisiones.

«La nueva estructura organizativa para los vehículos eléctricos forma parte de ese proceso. Como sociedad de capital riesgo que se va a especializar en este campo y va a afrontar su trabajo con la máxima diligencia, tengo la esperanza de que sirva como impulso para la innovación en las prácticas de Toyota y el grupo Toyota», dijo el presidente de Toyota, Akio Toyoda.

comparte...