Sumauto pide que el Plan Renove agrícola incluya ayudas para la compra de maquinaria de ocasión

El objetivo es aliviar económicamente a un sector asfixiado por las diferencias entre los costes que soportan y los precios de venta de sus productos.

Sumauto, especialista en portales verticales de motor que integra a Mascus, ha pedido que el Plan Renove agrícola haga extensivas las ayudas para la compra de maquinaria al mercado de ocasión. Todo ello después de que el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación se comprometiera a incrementar en los próximos Presupuestos Generales la partida del plan renove. Hasta financiarlo superando los ocho millones de euros, tres más que el año pasado.

Sumauto defiende que el diseño y concesión de estos fondos debería tener en cuenta la asfixia económica que sufren los agricultores. Especialmente, como consecuencia de las abultadas diferencias que existen entre los costes que soportan y los precios a los que venden sus productos. Provocando un deterioro de sus márgenes de rentabilidad hasta el punto de amenazar su supervivencia, que sólo garantizan las ayudas de la PAC. 

Por ello, Sumauto considera que el futuro Plan Renove de 2020 debería dinamizar el mercado de ocasión. Un tractor con menos de cinco años -por ejemplo- cuesta unos 22.000 euros, según Mascus. Es decir, menos de la mitad que uno nuevo, que escala por encima de los 55.500 euros. En el caso de las empacadoras y cosechadoras de estas edades, los precios en el mercado de ocasión rondan los 16.000 y 27.000 euros, respectivamente.

Ayudas para renovar la maquinaria de ocasión

Asimismo, las ayudas para la compra de maquinaria de ocasión permitirían rejuvenecer, de una manera más eficaz, la maquinaria agrícola y reducir así la tasa de siniestralidad. Esta última está directamente relacionada con la antigüedad del parque. En el sector agrícola asciende hasta los 12,3 años de media, contando el 60% con más de 18 años, el doble que la media europea.

Finalmente, Sumauto se suma a la propuesta lanzada por Faconauto al nuevo Gobierno de revisar la fiscalidad de la maquinaria usada e incluirla en el Régimen Especial de Bienes Usados (REBU). Así se contribuirá a abaratar la factura fiscal de los agricultores y proporcionarles otro tipo de ayuda como respuesta a las protestas que se vienen sucediendo en España.

Según el director general de Sumauto, Nicolás Cantaert, “los agricultores han tomado las calles para pedir, con razón, unos precios justos que les permitan vivir del campo. La situación para la mayoría de ellos resulta crítica. No les deja ningún margen para comprar maquinaria nueva. De ahí que lo ideal sería que el próximo Plan Renove contemple ayudas para el mercado de ocasión. Allí hay tractores jóvenes y en perfectas condiciones que, debido a las diferencias de coste, permiten liberar recursos para cubrir otras necesidades más básicas”.

comparte...