Suecia también se plantea prohibir los coches de combustión

Suecia es el último país en sumarse la persecución que están sufriendo los coches de combustión en el Viejo Continente.  El domingo, la ministra de Medio Ambiente y Clima sueca, Isabella Lövin, abogó por prohibir los coches con motor de gasolina para el año 2030, según informó el diario «Aftonbladet».

«Se espera que en 2016 la temperatura global esté 1,3 grados por encima del nivel preindustrial, y el objetivo máximo son 1,5 grados, así que ahora es urgente», declaró.

Si se quiere mantener el calentamiento global por debajo de los dos grados centígrados, es necesario que la flota completa de vehículos deje de funcionar con combustibles fósiles, subrayó.

La ministra recordó que el Bundesrat, la cámara alta del Parlamento alemán, aprobó recientemente una resolución para prohibir la venta de vehículos que utilizan combustibles fósiles para el año 2030. El máximo cuerpo legislativo alemán llegó a un acuerdo hace unas semanas, por el que solo se permitirá la producción y venta de coches de combustión interna hasta 2030. Eso quiere decir que quedarían únicamente 16 años o, lo que es lo mismo, dos ciclos de vida de un modelo nuevo actual. Noruega y Holanda defienden la misma línea.

Ayer, el presidente de la junta directiva de BMW, Peter Schwarzenbauer, dijo que se opone a la propuesta de los Verdes alemanes de prohibir los motores de gasolina y diésel a partir de 2030. «Esto no es realista», dijo Schwarzenbauer a la revista especializada en internet «Autogazette.de». Por el contrario,  abogó por establecer incentivos para pasar a los eléctricos y que hay que dar tiempo a las primas para la compra de un eléctrico, según informa EFE.

comparte...