Penske sigue comprando concesionarios en Europa

El gigante estadounidense de la distribución de vehículos Penske Automotive sigue empujando por entrar y ocupar un puesto importante en Europa. Su último movimiento es la compra de ocho concesionarios en Italia, de las marcas Porsche, Audi, Land Rover y Volvo situados en el norte del país. Con esta nueva adquisición, el grupo tiene un total de dieciséis concesiones, según ha anunciado en un comunicado.

La adquisición espera generar unos beneficios de 200 millones anuales y situará a Penske en camino para convertirse en el mayor distribuidor de BMW, Audi y Porsche en Italia.

Recientemente, el presidente del grupo, Roger Penske, dijo que la empresa está abierta a adquirir más concesionarios también en Estados Unidos, pero advirtió que los precios están todavía altos, de ahí su interés en ir a por el mercado europeo, donde hacerse con un concesionario es más razonable, proporcionando, además, un mayor retorno por la inversión.

Esta política de expansión lo ha colocado como el mayor grupo independiente que opera en el Viejo Continente por ganancias. Penske ocupó las portadas de los diarios económicos cuando adquirió el año pasado del grupo británico Pendragon, el mayor de Europa, según datos de ICDP. Además, se hizo con el control de Jabos Gruppe, en Alemania.

En España firmó acuerdo en 2014 para crear una sociedad conjunta con los concesionarios de la marca BMW en Barcelona. La nueva firma, Barcelona Premium, gestiona los concesionarios de Ibericar Keldenich y Buigas y la filial de BMW en la capital catalana.

El año pasado vendió 233.524 coches en Estados Unidos, consiguiendo por el conjunto de sus actividades unas ganancias de 4.900 millones de dólares durante ese periodo.

comparte...