Oportunidades de negocio para los concesionarios en los próximos años

Un estudio de Deloitte ha analizado las áreas de negocio que serán más importantes para los concesionarios en los próximos 15 años. 

La distribución de vehículos oficial tiene por delante un gran número de retos y transformaciones que realizar. Sin embargo, también se plantean oportunidades de negocio que pueden cambiar el rumbo actual de los concesionarios. La consultora Deloitte ha analizado qué áreas de negocio serán más importantes para el sector en los próximos años y cómo influyen en la rentabilidad.

Como primera conclusión señalan que la posventa disminuirá su importancia de aquí a 2035. En concreto, pronostican una caída de este segmento de mercado de un 11%. Puede ser una disminución aún mayor si siguen apareciendo tendencias disruptivas como la electrificación o la conectividad. El único mercado que crecerá en este aspecto será China.

A diferencia de la posventa, los servicios financieros adquirirán un papel de gran importancia. Estiman que esta área de negocio duplicará su relevancia en los próximos 15 años, especialmente en China. Apuntan que los concesionarios deberán dominar la omnicanalidad y cambiar el enfoque hacia la venta directa para aprovechar sus ventajas.

Otra gran oportunidad para los concesionarios será explotar la movilidad como servicio. Prevén un crecimiento del 11% de este área hasta 2035. Modelos de suscripción, servicios de flotas para empresas… Explican que para que esto sea así el concesionario tendrá que alcanzar sinergias con otras empresas y emprender una gran transformación.

Las 3 prioridades básicas de los concesionarios

Con todo ello, y con el objetivo básico de sobrevivir en el tiempo, Deloitte señaló las 3 prioridades que deben centrar los ejes de actuación de los concesionarios son:

  • La gestión de la caja. Creen que es fundamental que haya recursos suficientes para hacer frente a los retos del presente y del futuro.
  • Búsqueda de la eficiencia. Apuntan que no se trata únicamente de reducir costes sino transformar “el modelo de gestión al nuevo entorno”. Por ello, la flexibilidad, la eficiencia y la capacidad de adaptación serán elementales.
  • Omnicanalidad. La digitalización ha dado un paso importante y las ventas digitales seguirán estando muy presentes tras el impacto del coronavirus. Por ello, los concesionarios deberán centrar sus esfuerzos en adaptar su modelo operativo y preparar la convivencia de los distintos canales existentes.
comparte...