Nissan: “La conectividad nos permitirá retener más clientes de posventa”

El fabricante japonés considera que los coches conectados son una auténtica mina de oro. Eso es lo que ha dicho su director global de posventa, Kent O´Hara, que no ha dudado en indicar que “la conectividad nos hará retener más clientes de posventa en nuestra red de concesionarios”, según ha indicado en un comunicado.

La conexión al coche durante toda su vida útil permitirá a los fabricantes sacar más partido de la posventa, cerrando el paso a las redes de talleres independientes y proveedores de piezas ajenos a la distribución oficial.

Junto a Toyota y a Volkswagen, Nissan es una de las marcas globales que últimamente ha anunciado planes ambiciosos sobre el coche conectado. Su estrategia es muy parecida: dar a los clientes la conectividad y las aplicaciones que demandan y, hecho esto, recoger los datos que derivarán en programas de marketing enfocados a la retención del cliente en posventa. Al tiempo, se trataría de asegurarse de que esos datos caigan en manos de “outsiders”, como Google o Apple.

Y es que los fabricantes tienen la oportunidad, por primera vez en la historia, de finalmente estar en contacto directo con los dueños de sus coches a lo largo de toda su vida útil. Actualmente, el taller oficial pierde buena parte de sus clientes después de que el coche haya completado sus años de garantía oficial.

Para la posventa son muy buenas noticias, con repercusión directa para los concesionarios, que verán, según esta previsión, aumentar su clientela, en un área del negocio clave y del que procede buena parte de su rentabilidad a final de año.

Para 2020, Nissan quiere que una cuarta parte de sus ganancias de posventa sea vía coches conectados. Para ello, desde el año que viene, la marca japonesa se embarcará en una gran iniciativa de conectividad que empezará en Japón e India, para luego ir sumando el resto de sus mercados.

La idea es conectar por lo menos el 30% de sus 40 millones de coches en uso en todo el mundo lo antes posible. La gran novedad es que no sólo conectará los coches nuevos, sino que proporcionará un dispositivo, actualmente en desarrollo, que permitirá a los usuarios recibir avisos sobre las necesidades de mantenimiento del vehículo o solicitar piezas automáticamente para garantizar las existencias antes de visitar el concesionario.

161129-01-02-1200x866

comparte...