12 Jun

Los próximos planes de Elon Musk para Tesla

Los próximos planes de Elon Musk para Tesla

La junta anual de Tesla ha servido para confirmar importantes novedades que marcarán el devenir de la compañía californiana.

Tesla ha reunido recientemente a los miembros que componen su directiva y a algún que otro representante de los accionistas más importantes de la marca en su junta anual. De ella ha salido reforzado Elon Musk, quien se afianza como presidente después de que el Norges Bank -poseedor del 1,4% del capital de la compañía- intentara arrebatarle el cargo. Esta asamblea ha servido, entre otras cosas, para fijar la ruta a corto plazo que el fabricante de vehículos eléctricos más famoso del planeta ha de seguir desde ya. Estos son los próximos planes de Elon Musk para Tesla:

De la jornada se pueden extraer algunas conclusiones importantes, como la ratificación de que la planta llegará a producir unas 5.000 unidades del Model 3 por semana a finales de este mes o incluso el anuncio de un nuevo lanzamiento. Este futuro modelo se englobaría, según el propio CEO, dentro del tipo de carrocería compacta hatchback, por lo que apuntaría de manera directa hacia los Volkswagen e-Golf, I.D. Buzz o Nissan Leaf. “El límite que nos ponemos para construir este autómovil no superará los cinco años”, asegura Musk.

Pero el devenir de Tesla no pasa sólo por el Model 3 o el hipotético compacto. La marca también ha ofrecido una imagen (que abre esta información) del prometido Model Y, el que será el hermano pequeño del Model X. Se trata de un SUV compacto que, si bien se espera que el inicio de su fabricación dé comienzo en noviembre, no tendrá masificación en el montaje hasta 2020. En cualquier caso, su presentación oficial está prevista para la primavera que viene.

Será en ese período cuando el ensamblaje de Tesla esté a rebosar, con las incorporaciones del Model Y, el camión Semi y el Roadster (que podría incorporar 10 cohetes propulsores) a la cadena encargada de la construcción de los modelos actuales. Para solventar este posible overbookingprevén construir otra Gigafactory en China que dé respaldo y apoyo a la de Sparks (Nevada, EE.UU.) Por último, también se ha podido saber que la compañía californiana trabajará en la evolución del sistema Autopilot y en el abaratamiento de costes de sus baterías, situando la barrera económica por debajo de los 100 dólares por kilovatio-hora.

Christian García para Autocasión