Los desafíos de los concesionarios en el segundo semestre del año: escasez de existencias, mayor competencia y el peligro de los precios

Una investigación realizada por COX Automotive ha analizado cómo se presenta el futuro más cercano para los distribuidores. 

El sector de la automoción dejará pronto atrás un primer semestre de 2021 muy complicado en cuanto a ventas. Las principales previsiones apuntan que el impacto de la pandemia será menor en la segunda mitad del año aunque aparecerán otros desafíos que pueden ser determinantes para el negocio de los concesionarios. Algunos de ellos son la escasez de existencias debido a la crisis de los semiconductores; una mayor competencia; o el peligro de los precios. 

Así, al menos, dibuja el próximo paradigma una investigación realizada por Cox Automotive. Explica que la escasez de chips semiconductores provocará distintos retos a tener en cuenta tanto en el mercado de vehículos de ocasión como en el de automóviles nuevos. El primero de ellos será la escasez de la oferta. Se prevé que la crisis de los chips se alargue en el tiempo y se produzcan problemas de suministro en algunos vehículos. 

A raíz de lo anterior, se prevé, por tanto, una competencia feroz en el mercado de usados. Tanto es así que estiman que incluso las compañías y el canal de empresas opten por este segmento en los próximos meses. En cuanto a los particulares, también alertan de que una escasez de vehículos nuevos puede ocasionar un aumento de la edad media del parque y, por ende, de la contaminación. 

Por último, el tercer desafío se centra en el precio de los vehículos. Una escasez de la oferta puede conllevar un aumento en el precio de los vehículos nuevos. Posteriormente, si la carestía en cuanto a chips semiconductores prosiguiera, también se vería afectado el mercado de vehículos de segunda mano.  

Unas consecuencias incluso peores que las de la pandemia

“La escasez de materiales para la fabricación de automóviles nuevos podría tener un impacto mucho más perjudicial para los fabricantes, proveedores y distribuidores que todos los efectos de la pandemia”, explican desde Cox Automotive. 

«Mi consejo es que los concesionarios maximicen sus márgenes de rentabilidad siempre que sea posible. Los precios de los vehículos usados ​​seguirán aumentando durante los próximos meses. Al menos hasta que se recuperen los mercados de automóviles nuevos y casi nuevos», aconsejan desde la unidad de negocios.

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad