11 Feb

Los concesionarios urgen a buscar una estabilidad jurídica para que puedan seguir invirtiendo

Los concesionarios urgen a buscar una estabilidad jurídica para que puedan seguir invirtiendo

Los concesionarios de automoción han urgido a dotar al sector de un marco jurídico transparente y justo que les permita seguir invirtiendo y creando puestos de trabajo en los próximos años. Así, lo ha manifestado el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez Giménez, en el transcurso de su XXVIII Congreso y Expo, que se celebra hoy y mañana en Ifema y que ha reunido a 1.500 profesionales de la automoción.

En su discurso de inauguración del Congreso, que ha contado con la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, Pérez Giménez, ha indicado que este año es clave para el futuro del sector de la distribución y reparación de vehículos, que vive un momento de fuerte cambio, en el que es urgente establecer un marco de seguridad jurídica que le permita alcanzar sus objetivos marcados para los próximos dos años: una apuesta por la inversión local y regional, la capacitación digital y la descarbonización.

“El sector no puede esperar más. Hay que buscar en el próximo semestre un equilibrio regulatorio en las relaciones comerciales entre marcas y concesionarios que vele por el adecuado funcionamiento de la competencia, mediante soluciones integrales que tengan en cuenta los derechos de miles de pymes y trabajadores”, ha puntualizado el presidente de Faconauto.

El máximo responsable de la patronal de los concesionarios ha recordado que los concesionarios están inmersos en un proceso de transformación y modernización que les está obligando ya a abordar inversiones productivas. Faconauto calcula que el sector incrementará en un 8,5% esas inversiones, destinando 2.000 millones de euros en los próximos dos años, lo que les permitiría crear 21.000 puestos de trabajo hasta 2022.

Al respecto, Gerardo Pérez ha comparado la situación de los concesionarios españoles con la del resto de la Unión Europea, ya que España es de los pocos países que no tiene en su ordenamiento jurídico una solución razonable y equilibrada que mitigue el efecto de contratos de distribución en muchos casos descompensados a favor de una de las partes.

“Hoy existe un limbo jurídico debido a la ausencia de unas reglas de juego en lo que se refiere a los contratos suscritos entre marcas de automoción y sus distribuidores, y esto hace que el desequilibrio entre partes sea excepcional en nuestro país comparado con los países de nuestro entorno. Es preciso darle una solución a este problema si queremos que el sector siga creando riqueza”, ha recalcado Pérez Giménez.

El peso del sector

Faconauto ha actualizado los principales datos de la distribución oficial. Los concesionarios facturaron el año pasado 46.240 millones de euros, de los que 34.467 correspondió a la venta de coches nuevos, 6.810 a la de usados y 4.963 a los trabajos de posventa. Con esta cifra de negocio, el sector representa ya el 3,2% del PIB nacional y emplea de manera directa a 162.234 personas y a más de 500.000 de manera indirecta.

Por otro lado, la patronal ha adelantado cómo espera que se comporte el mercado, que va a estar muy mediatizado por el envejecimiento del parque. Faconauto predice que la antigüedad de los coches en circulación alcanzará los 13,7 años de media en 2025 (12,5 actuales), lo que obliga, a su juicio, a poner en marcha un plan ambicioso de saneamiento del parque que no excluya ninguna tecnología.

“El parque va a seguir envejeciendo de aquí a 2025, por lo que no podemos permitirnos el lujo de desechar ninguna tecnología para renovarlo, teniendo como horizonte, claro está, la descarbonización de la movilidad. La apuesta por todas las tecnologías permitiría que cualquier ciudadano pueda acceder a esa movilidad más segura y eficiente independientemente de su nivel de renta. Este es el camino que ha anunciado recientemente el Gobierno vasco con su plan de renovación del parque y es el que tienen que seguir otras Administraciones, especialmente la central”, ha indicado el presidente de Faconauto.

Respecto a las matriculaciones, la demanda de coches nuevos habría tocado techo en 2018 (1.535.944 turismos y vehículos comerciales) que se mantendrán en 2019, para decrecer posteriormente y alcanzar la línea de tendencia normal llegando a 1.471.848 de vehículos en 2025. Por su parte, las transacciones de vehículos usados seguirán creciendo en los próximos años hasta rozar los 3 millones de unidades, lo que elevaría la ratio vehículo usado frente a vehículo nuevo en 2 a 1.