Los concesionarios impulsarán en 2020 la mayor red de puntos de recarga de vehículos eléctricos en España

Pasarán de los 2.500 puntos actuales a 12.500 con una inversión de 68 millones de euros. 

La red oficial de concesionarios invertirá alrededor de 68 millones de euros el año que viene para instalar unos 12.500 puntos de recarga de vehículos eléctricos. Esta es la previsión hecha hoy la patronal de los concesionarios, Faconauto. Ha sido en el transcurso del acto “Ciudadanía y movilidad sostenible, expectativas para una transición justa”, organizado en colaboración con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y con la Mobility Car Experience, dentro de los actos de la COP25.

El evento, que se ha celebrado en la Oficina Española de Patentes y Marcas, fue inaugurado por Fernando Valdés,  subsecretario de Industria, Comercio y Turismo. Además, se desarrolló una mesa redonda moderada por Manuel Castro, secretario general de la Asociación Madrileña de Distribuidores de Automoción (AMDA), en la que participaron María Jesús López, General Manager de Free2Move, José Luis López, consejero Delegado de Valladolid Automóvil, Alba Abiega, EV Marketline Director de BCA Europe, Carlos Bergera, responsable de Relaciones Externas Smart Mobility en Iberdrola y Eduardo Gómez-Pinto, director de Proyectos de la Fundación Pons. La clausura del acto corrió a cargo de Jose Antonio Gil Celedonio, director de la Oficina Española de Patentes y Marcas.

La instalación de estos puntos de recarga, anunciada hoy, que significará quintuplicar los que hay actualmente, forma parte de la estrategia que están siguiendo los concesionarios para dar respuesta, en colaboración con los fabricantes y con partners energéticos, a la progresiva implantación del vehículo eléctrico. Y, además, adaptarse a las necesidades cotidianas de los clientes que apuestan por esta tecnología.

Para Faconauto, el valor añadido que dan los concesionarios es que sus puntos de recarga, aprovechando la gran capilaridad de sus redes, llegarán a buena parte del territorio nacional. Y no únicamente a los centros metropolitanos.  Es allí donde se concentra en la actualidad un mayor número. 

“Los concesionarios juegan ya un papel clave en la implantación del vehículo eléctrico. Están poniendo los medios y las inversiones para impulsarlo. Hay un concesionario en cada ciudad o pueblo importante de nuestro país. Los concesionarios, palpan la realidad, son la cara de la movilidad que ve el cliente. También por ello están en disposición de acelerar esta transición y de que sea inclusiva. Sus puntos de recarga no estarán sólo en la España urbanita, sino también en la vaciada”,  ha indicado Marta Blázquez, vicepresidenta ejecutiva de Faconauto.

Trabajo por hacer

Pese al impulso dado por los concesionarios, la patronal ha recordado que todavía queda mucho por hacer en cuanto a puntos de recarga. España está lejos de alcanzar los entre 65.000 y 90.000 puntos necesarios para propiciar los cinco millones de vehículos eléctricos en circulación para 2030. Así se contempla el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima. 

Faconauto considera que la urgencia climática ya requiere un compromiso y una acción. En este sentido, ha recordado que los concesionarios trabajan en esa línea, con proyectos concretos y compartiendo los ambiciosos objetivos climáticos que se marcan desde Europa y desde las administraciones en nuestro país. En cualquier caso, ha pedido una hoja de ruta que no dejé atrás a nadie y que impulse la colaboración público-privada.

“Necesitamos incentivar la demanda del vehículo de bajas emisiones. Pero también necesitamos sustituir los papeles por un baño de realidad que nos ponga en contacto con las necesidades auténticas de los ciudadanos. En eso están los concesionarios, que aplican en su propia actividad la urgencia climática, no sólo impulsado, como hemos visto, la movilidad eléctrica, sino también llevando a cabo proyectos en economía circular, en reciclaje o en energías limpias”, ha dicho Marta Blázquez. 

Finalmente, Faconauto ha indicado que la transición hacia una movilidad sostenible no pasa únicamente por implantar el vehículo de cero emisiones, sino también por retirar los vehículos más antiguos. Para lo que las Administraciones tienen que ahondar en planes de achatarramiento y en una fiscalidad “verde” que penalice su uso.

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad