Los concesionarios de EEUU creen que hay una “fuerte” recuperación de las ventas de vehículos nuevos y usados

Algunos distribuidores se muestran incluso preocupados por una posible falta de stock tras el parón de varios meses en las plantas de producción. 

Con la llegada de la desescalada, Estados Unidos (EEUU) empieza a retomar su actividad económica e industrial. Si hace unos días sorprendió al mundo con sus buenas datos de empleo, ahora, los concesionarios americanos aseguran que creen que hay una “fuerte” recuperación de las ventas de vehículos tanto en el segmento de los nuevos como en el de ocasión. 

El concesionario Matthews-Hargreaves Chevrolet ha estado cerrado durante 8 semanas. El pasado 18 de mayo volvió a abrir su puertas y ahora asegura que sus ventas están en auge. De hecho, les preocupa una falta de stock en los próximos meses. “Habrá que esperar un tiempo para que las fábricas y los proveedores recuperen el ritmo habitual. Podría haber una escasez de algunos modelos en un par de meses. Definitivamente hay una fuerte recuperación tanto de vehículos nuevos como usados», apuntan desde el concesionario. 

En la misma línea continúa el concesionario Ford de North Brothers en Westland. Están preocupados por quedarse sin F-150 y Explorers el próximo mes ya que la demanda de camiones y SUV ha crecido durante todo mayo: «Si tenemos un buen junio y julio, en algunos estados de Michigan podemos tener falta de stock de algunos modelos”. 

«El final del mes de mayo se saldó muy bien. Así que estamos muy entusiasmados con junio», explican también desde el concesionario  Ralph Thayer Automotive en Livonia. Añaden que las ventas de mayo representaron alrededor del 35% del nivel normal. Piensan que en junio el negocio podría acabar de recuperarse y obtener un 90% de las ventas típicas en el mes. 

Prudencia y el objetivo de las plantas de producción

Sin embargo, otro concesionario de Washington cree que hay que ser prudente por los últimos hechos que vive el país y las constantes protestas que se producen en las calles. “Hay muchos compradores que siguen sin estar disponibles. Algunos no están trabajando, por lo que no se plantean cambiar de coche. Y otros incluso ni están cobrando las prestaciones de desempleo”.

En la actualidad, el objetivo de las plantas de producción es uno. Poner en práctica medidas para mantener la seguridad de las personas en las plantas, evitar cualquier propagación del virus y continuar con la producción sin comprometer la salud y la seguridad de los empleados. 

comparte...