Los talleres incrementan un 4% sus ingresos debido a la tecnología más cara de los coches

Según la compañía especializada en inteligencia del automóvil Solera, la presencia de coches cada vez más tecnológicos ha repercutido en un incrementado de los ingresos de los talleres hasta un 4% durante el ejercicio realizado en 2018, ya que las reparaciones precisan de mano de obra mas cualificada.

Además, Solera prevé que el sector va a continuar con crecimientos positivos en los próximos años, de acuerdo con el aumento de ingresos que se esperan de aquí al 2023, por encima del 2% anual, aunque la compañía ya ha advertido que el envejecimiento del parque «seguirá siendo un problema». 

Actualmente, más de cuatro de cada diez vehículos supera los 15 años de antigüedad. En 2023 se estima que los coches entre 6 y 10 años aumentarán el total de reparaciones, pasando del 20% actual al 25 % para entonces. Por tanto, los coches ‘mileuristas’ seguirá siendo los más numerosos en el parque automovilístico

«El taller afronta ahora una realidad que todavía respira diesel y gasolina y donde importa más la edad del vehículo que el combustible que le hace rodar. Esto supone un desafío para que la posventa siga mejorando sus procesos con tecnología para ser más eficientes», explicó el responsable de Mercado Posventa de Solera , José Luis Gata.

comparte...