Los coches eléctricos dominarán en las ciudades más ricas en 2030

Los coches eléctricos podrían suponer dos de cada tres coches en circulación en las ciudades más ricas, como Londres o Shanghái, debido a que las normas contra las emisiones se van a endurecer, a que el coste tecnológico bajará y a que irán ganando, poco a poco, el favor de los compradores. Eso dice, al menos, un informe llevado a cabo por McKinsey & Co. y Bloomberg New Energy Finance.

Las marcas no se muestran ajenas este tipo de informaciones y se preparan ya para un futuro eléctrico. El reciente Salón de París así lo ha puesto de manifiesto también, con Volkswagen y Daimler poniendo como horizonte para el despegue de buena parte de sus nuevos modelos eléctricos en el año 2025.

El estudio ahora presentado recuerda que los gobiernos están promoviendo, mediante incentivos y reducción de impuestos, la compra de vehículos que no sean de combustión y, al mismo tiempo, están limitado la circulación en los centros urbanos, que se han abierto, precisamente, a los coches eléctricos.

El coste tecnológico se está reduciendo rápidamente. Así, precio de una batería de ion litio ha caído un 65% en 2015, hasta quedar en unos 350 dólares por kilovatio/hora, frente a los 1.000 dólares que costaba en 2010. En los próximos años, este precio podría caer hasta los 100 dólares, sostiene la información.

“En ciudades muy pobladas y prósperas, como Londres o Shanghái, los vehículos eléctricos podrían representar el 60% de todos los coches en circulación en 2030”, dice literalmente el informe, que advierte que este crecimiento puede suponer un peligro para el sector.

“La automoción se enfrenta a un futuro que puede ser radicalmente diferente respecto a cómo fue en el pasado, y tendrán que considerar la posibilidad de pasar de un modelo de negocio de posesión del vehículo a un modelo de servicios de movilidad”.

El estudio también advierte al negocio de las gasolineras, que deberían considerar cómo obtener más valor de las recargas eléctricas y también de los servicios de movilidad.

comparte...