Los cambios en la movilidad tras el confinamiento: más flexible, conectada y con predominio del vehículo privado

En el último webinar organizado por la Universidad Faconauto, EY-Parthenon presentó su estudio sobre el impacto del COVID-19 en la movilidad. 

Los concesionarios recuperan poco a poco el tránsito de clientes en las exposiciones. El comprador que llega lo hace, en muchas ocasiones, con preocupaciones y hábitos muy distintos a los de antes de la pandemia. Fundamentalmente debido a los cambios que se han producido en la movilidad tras el confinamiento. Según EY-Parthenon, ahora nos encontraremos una movilidad más flexible, conectada y con predominio del vehículo privado.

Según su estudio presentado en el último webinar de la Universidad Faconauto, las transformaciones en la movilidad se han acelerado en los últimos meses. En la actualidad, hay tendencias mundiales que se reproducen con más fuerza como las restricciones a los vehículos contaminantes, las entregas a domiclio, los pagos por suscripción, o la apuesta por servicios más conectados y flexibles. 

Además de estas tendencias, el miedo al contagio persistirá en esta nueva etapa. “Hasta que no haya una solución sanitaria, el consumidor se va a inclinar más por el vehículo privado que por otro tipo de transportes”, señala el socio Responsable de EY Parthenon, David Samu. Los datos del estudio presentados muestran que un 27% de los consumidores van a utilizar más el coche privado en esta nueva situación. Un porcentaje muy superior a otras modalidades como el taxi, las VTC o el transporte público. 

También mostraron una foto fija sobre la intención de compra de un vehículo de los clientes. Destaca que, en España, un 43% asegura estar pensando en comprar un vehículo a corto o medio plazo. “Los encuestados más jóvenes optan por un vehículo de ocasión. Las familias se siguen decantando por los vehículos nuevos”, indicaba Samu. 

El teletrabajo, también influirá en la movilidad

Desde EY explicaron que el teletrabajo parece que ha llegado para quedarse. Señalan que este fenómeno puede afectar a la movilidad ya que reduciría el número de desplazamientos para acudir al trabajo en un porcentaje notable. Según su estudio, la crisis ha acelerado la digitalización de las empresas. 

Apuntan a que 2 de cada 3 compañías fomentarán el teletrabajo después de la crisis del COVID-19. Los trabajadores también creen que el teletrabajo seguirá estando muy presente tras el fin del estado de alarma debido a la experiencia positiva que ha supuesto en los últimos meses.

PRESENTACIÓN COMPLETA
comparte...