Los 3 nuevos escenarios que generará el avance de la tecnología en la automoción y los concesionarios

El internet de las cosas (IoT) o los avances en los softwares impulsarán nuevos escenarios en el mundo de la conducción y la distribución. 

En la actualidad, nos encontramos en un periodo marcado por la innovación y la efervescencia de ideas en el sector de la automoción. La tecnología está marcando el camino hacia nuevas formas de fabricación, funcionamiento y mantenimiento de los vehículos. Así como está transformando la experiencia con el cliente en los concesionarios y su proceso de compra.

Este cambio de paradigma está generando vehículos cada vez más seguros, avanzados y cómodos. Tecnologías como el internet de las cosas (IoT) o los avances en los softwares, impulsarán nuevos escenarios en el mundo de la conducción y los concesionarios en cuanto al servicio al cliente, movilidad y conducción. Estos son algunos:

Un nuevo proceso de compra

Según un estudio de Cox Automotive, los compradores de vehículos nuevos pasan el 80%  de su proceso de compra investigando de forma online. Esto no nos pilla de nuevas, ya que las visitas a los concesionarios han disminuido significativamente con las nuevas tendencias de comportamiento. 

No obstante, sigue habiendo puntos más débiles a nivel online según el anterior estudio. Es el caso de la parte de financiación. Se asegura que el 40% de los compradores de coches experimentaron problemas para buscar servicios de financiación de forma online y segura. 

El desarrollo de nuevos softwares y otras ventas del IoT permitirá agilizar el intercambio de datos. Lo que ayudará a los distribuidores a cumplir las expectativas del cliente.

Los automóviles como espacio vital

En cuanto a la conducción, las tecnologías están cambiando el comportamiento de pasar largas horas al volante y está a punto de trasladar esta responsabilidad de conducir a los ordenadores. Cuando la conducción autónoma se desarrolle al completo, los automóviles ampliarán el espacio y permitirán viajar haciendo otras cosas. 

Además, el internet de las cosas hará que la conducción sea más segura y económica ya que el software controlará la combustión y tomará decisiones en fracciones de segundos.

Movilidad como servicio 

Por otro lado, también está cambiando la necesidad de ser propietario de un coche o utilizar transporte público para viajar. El automóvil pasará a ser visto como servicio para los clientes. Estos pueden utilizar los automóviles de forma privada sin tener que ser propietarios.

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad