Las ventas se resienten en Europa

Las ventas de coches en Europa experimentaron en abril la mayor caída en los últimos cuatro años, penalizadas por la estacionalidad de la Semana Santa, tal y como pasó también en España. En concreto, las matriculaciones de todo el sector cayeron un 6,8%, hasta 1,23 millones de vehículos el mes pasado, según la Asociación de Fabricantes de Automóviles de Europa (ACEA).

El mercado europeo se ha visto muy mediatizado debido a que las ventas se desplomaron un 20% en el Reino Unido después de que un nuevo impuesto especial sobre vehículos entrara en vigor el 1 de abril. Eso podría sentar las bases para nuevas caídas de la demanda, en medio además de las consecuencias de los preparativos del Reino Unido para salir de la Unión Europea.

El crecimiento de las ventas está a punto de desacelerarse después de tres años de crecimientos consecutivos, ya que muchos consumidores ya se han cambiado de coches, y los compradores en el Reino Unido, el segundo mercado más grande de Europa, empiezan a sentir la presión económica de Brexit.

La caída de abril fue la primera desde octubre y la más pronunciada desde el descenso del 10% en marzo de 2013, el año en el que mercado europeo cayó a su peor momento en dos décadas. La demanda desde entonces ha revivido, alcanzando un máximo de nueve años en 2016. A pesar del pobre comportamiento de abril, las ventas se incrementarán de nuevo en 2017, aunque a un ritmo más lento.

«Las condiciones generales siguen siendo positivas para todo el año», escribió Peter Fuss, socio de la consultora EY, en un informe. «El mercado automovilístico europeo se beneficiará de buenas perspectivas de crecimiento económico, disminución del desempleo y bajos costos de financiación».

Las ventas europeas del grupo Volkswagen cayeron un 9%, reduciendo la cuota de mercado de la compañía alemana al 24,8%, desde el 25,4% del mismo periodo del año anterior.

Las matriculaciones de Ford en la región cayeron un 12%, mientras que las ventas de Opel y Vauxhall registraron una caída del 13%.

Entre los diez principales fabricantes de automóviles en Europa, sólo Toyota, que ocupa el noveno lugar, registró subidas de ventas el mes pasado. Renault, gracias a sus SUVs, amplió su cuota de mercado al 10,6%, incluso con una caída de 2,9% en la demanda. Fiat Chrysler representó el 7,3% del mercado europeo, gracias a un crecimiento del 52% en la marca Alfa Romeo tras el lanzamiento de su Stelvio.

comparte...