Las ventas de vehículos eléctricos en China caen por primera vez castigadas por la crisis del coronavirus

El Gobierno chino está buscando nuevas formas de atraer a los consumidores hacia los vehículos eléctricos a medida que el interés por ellos disminuye.

Uno de los objetivos de China tras la crisis del COVID-19 es reforzar su apuesta por el mercado del vehículo eléctricos. Sin embargo, a pesar de estas intenciones del Gobierno, las ventas de este segmento del mercado han caído en los últimos meses por primera vez desde que se tienen datos. 

Según recoge The Wall Street Journal, mientras que las ventas de vehículos en China aumentaban, especialmente los automóviles de gasolina, las matriculaciones de eléctricos disminuían un 27%. La caída de la demanda es un “dolor de cabeza” para los líderes políticos de China. Estos han defendido a los vehículos eléctricos con la esperanza de convertir al país en una potencia mundial en el transporte de próxima generación. 

La pandemia del COVID-19 ha empeorado las resultados de vehículos eléctricos y así lo atestiguan los concesionarios. «Después de la epidemia, los consumidores necesitan una sensación de seguridad: un automóvil en el que puedan confiar. Eso para ellos significa recurrir a marcas conocidas y al motor de combustión interna”, explican. 

Los objetivos establecidos para este año por el Gobierno fijan alcanzar una meta de ventas de dos millones de vehículos eléctricos. Sin embargo, los analistas esperan vender solo alrededor de 1.1 millones de vehículos. Una cifra que representa un 10% menos que el año pasado.

Nuevos objetivos y los estímulos del Estado

Ante estas proyecciones, China ha optado por cambiar sus objetivos a largo plazo. Se marcan  la intención de que en 2025 las ventas de vehículos eléctricos pasen a ser el 25% del total en vez del 20% previsto en un principio. El Gobierno, por su parte, continuará promoviendo a los vehículos eléctricos y construirá más estaciones de carga en distintos puntos del país. 

Por otro lado, Los concesionarios de automóviles afirman que las ventas de vehículos eléctricos de China han estado respaldadas por las compras de flotas comerciales. Por eso, con la crisis del coronavirus se han resentido. Ponen el ejemplo de Shenzhen, donde solo una décima parte de los vehículos eléctricos son comprados por particulares.

comparte...