Las razones por las que China podría dominar en los próximos años el mercado europeo de vehículos eléctricos

Mientras que en China han logrado equiparar casi el precio de los vehículos eléctricos con los de combustión, en Europa esta barrera aún persiste. 

Los vehículos eléctricos son el futuro y eso es algo que desde China tienen muy interiorizado. Las altas tasas de contaminación y la escasez petrolífera se presentan como una amenaza inminente a nivel global. Por ello, todo el sector de la automoción ya ha iniciado una transición hacia la electrificación. Sin embargo, no todos los mercados están avanzando al mismo ritmo. Como se decía, China se está transformando más rápido que el resto a este nuevo paradigma y esta podría ser una de las razones por las que dominará el mercado europeo de vehículos eléctricos próximamente. 

Si bien es cierto que este mercado se ha acelerado en Europa en los últimos años, el porcentaje de penetración de este segmento sigue siendo muy bajo. Esto es debido a que las ventas se han producido, principalmente, en vehículos de lujo y muy costosos. Eso no es así en China donde la accesibilidad de la ciudadanía al coche eléctrico es mayor. 

Cabe destacar que mientras que en China los precios han caído en un 47% desde 2011, en Europa han aumentado un 38% en el mismo periodo de tiempo. Esto ha supuesto que los consumidores asiáticos puedan adquirir un vehículo eléctrico nuevo por tan solo 3.700 euros, mientras que los precios europeos rondan los 36.000 euros.

El problema es que a estos precios tan elevados les acompaña una autonomía, todavía, inferior a la de los vehículos diésel o gasolina, aún más baratos. Por lo que, de no mejorar la relación calidad precio, el mercado eléctrico europeo aún tendrá muchas barreras por superar en el futuro más próximo.

Encarecimiento según el mercado

La diferencia de precios entre vehículos de combustión y eléctricos no afecta de forma homogénea a toda Europa; sino que entre los propios países, también hay disimilitudes.

De este modo, las peores cifras se encuentran en Grecia, donde los eléctricos adquiridos en la primera mitad del año costaron un 115% más que la media de los modelos de combustión. Y en Bélgica, donde el porcentaje alcanzó el 92%. En España, por su parte, la distancia real se situó en el 45%.

Con este caldo de cultivo, según Forbes, es muy probable que China siga agrandando su poder en el campo de la movilidad eléctrica dejando atrás a Europa y a Estados Unidos.

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad