Las matriculaciones de turismos se resienten por la debilidad de la demanda de los particulares

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos en el mes de enero descendieron un 8% respecto del mismo periodo del año pasado, hasta las 93.546 unidades, con los mismos días laborables que en enero de 2018. De este modo, ya son cinco meses consecutivos de caída de las ventas en este segmento, un fenómeno que no se registraba desde los años de la crisis.

Todos los canales caen si bien es el canal de particulares, el principal responsable de este descenso de las entregas, con un 9,6% de reducción de las ventas en enero y 47.244 unidades. La incertidumbre y la confusión que se está generando entre los clientes, con los sucesivos anuncios de prohibiciones y restricciones, sumado a las perspectivas económicas negativas, están paralizando el mercado.

Las empresas redujeron también sus adquisiciones de vehículos en un 5,5%, hasta las 31.374 unidades. Las flotas no han compensado las menores ventas a particulares como han hecho en otros meses anteriores, porque las expectativas económicas se están resintiendo y los seminuevos están perdiendo valor residual. El segmento de los alquiladores también se registraron menores comercializaciones, con una caída del 8%, hasta las 14.928 unidades.

VEHÍCULOS COMERCIALES LIGEROS

En enero, se han matriculado 17.374 vehículos comerciales ligeros. Esta cifra supone una subida de las comercializaciones del 8% en comparación con el mismo mes del pasado año. Las matriculaciones de vehículos comerciales ligeros, que se vieron afectadas en septiembre y octubre por la entrada en vigor de la nueva normativa de medición de emisiones WLTP y el consiguiente adelantamiento de las compras en verano, se están recuperando de manera positiva gracias al tirón del comercio de última milla y los repartos del e-commerce

 El canal de empresas redujo su peso en el mercado total en el mes de enero, recogiendo el 54,5% de todas las entregas, hasta las 9.470 unidades, acumulando un crecimiento del 4% en enero. El canal de autónomos incrementa su peso hasta suponer el 34,4%, con una subida de las ventas del 12,8%.

Las matriculaciones de vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses alcanzaron en el mes de enero las 2.836 unidades, lo que supone una subida del 10,5% respecto al mismo mes de 2018. Las ventas  de vehículos industriales, sobre todo en el caso de las cabezas tractoras, se están recuperando positivamente, después de un 2018 bastante negativo. Es previsible que estas matriculaciones crezcan puesto que, en septiembre, entra en vigor una nueva normativa para los motores que adelantará ventas en los meses anteriores.

DECLARACIONES

 Noemi Navas, Directora de Comunicación de ANFAC, aseguró que “el canal de particulares registra una caída sostenida de las matriculaciones desde hace ya cinco meses, un hecho preocupante porque son el principal canal de venta de turismos. Las familias siguen retrasando su decisión de compra por la incertidumbre del mercado y la confusión sobre qué coche adquirir. La demanda se sigue debilitando. Prevemos, en este sentido, un estancamiento de  las matriculaciones en el año en curso. Por otro lado, las empresas no están compensando estas caídas, lo que agudiza más el frenazo del mercado. Además, mientras las ventas de coche nuevo caen, están creciendo las ventas de vehículos de más de 15 años. En las primeras semanas de enero, se vendieron el mismo número de vehículos de más de 15 años que de coches nuevos, un fenómeno muy negativo para la renovación del parque automovilístico, cuya edad media sigue creciendo, con el impacto consiguiente en la seguridad vial y en el medio ambiente.”.

Raúl Morales, director de comunicación de FACONAUTO, afirmó que “como anunciamos, el arranque del año no está siendo bueno para las ventas de coches. Ha costado mucho hacer operaciones y, aun así, el canal de particulares, la venta que hace el concesionario, ha vuelto a cerrar en negativo. El mes se ha salvado un poco, como es habitual, por las automatriculaciones de última hora. En cualquier caso, lo preocupante es la tendencia negativa que marca el mercado, después de cinco meses consecutivos de caídas. Los concesionarios siguen detectando que las dudas que tienen los compradores respecto a qué automóvil comprarse les está retrayendo. El mercado está en “punto muerto” y sería muy importante despejar las dudas que los clientes tienen en cuanto a las diferentes tecnologías disponibles. Los compradores tienen que sentirse seguros a la hora de adquirir un diésel de última generación, gasolina o un vehículo de energías alternativas. Consideramos que, si se racionalizara el discurso y se tranquilizaran los ánimos, el mercado seguramente dejaría de caer como lo está haciendo”.

Alberto Tapia, director de comunicación de GANVAM, afirmó que “enero de 2019, es el primer enero con datos negativos desde 2014, tras cinco años seguidos con crecimientos en este mes. La caída general en las matriculaciones de turismos y todoterrenos confirma la debilidad de la demanda de los consumidores y falta de mensajes claros está provocando que los posibles compradores aplacen su intención de compra ante la desconfianza y la incertidumbre, lo que favorece el envejecimiento del parque. Frente a estos datos negativos se encuentra el canal del renting, único que presenta crecimiento y contribuye a un parque más joven. Para devolver la confianza es necesario que se construyan políticas y normativas precisas que fomenten la renovación incentivando la compra de vehículos con tecnologías de cero y bajas emisiones, sin discriminar las motorizaciones diésel y gasolina de última generación. Por su parte, la demanda de vehículos comerciales e industriales ha experimentado un crecimiento destacado y representa un ritmo de estabilidad en este mercado».

Descargar informe turismos

Descargar informe vehículos comerciales

Descargar informe industriales

comparte...