Las gerentes de concesionarios reivindican su papel en el sector

La Madrid Womans Week reunió ayer, por iniciativa de la Asociación Madrileña de Distribuidores de Automóviles (AMDA), a cuatro dirigentes mujeres del sector de los concesionarios en una mesa redonda que, bajo el título “Mujeres sobre ruedas”, trató de dilucidar cómo ha sido y es la participación de las mujeres en un mundo tan masculino como el de la distribución y reparación de vehículos.

La mesa estuvo moderada por Manuel Castro, secretario general de AMDA, que mantuvo una conversación con Marta Blazquez, vicepresidenta ejecutiva de Faconauto, Gema Tomé, gerente del Grupo F. Tomé, Elisa Gil, consejera delegada del Grupo Agrogil, y Maraví Bartolomé, gerente de Aldauto y consejera del grupo Bartolomé.

Las cuatro dirigentes coincidieron en señalar que la situación de las mujeres en los concesionarios ha mejorado, pero que se viene de años en los que costó hacer entender tanto a marcas como a colegas que las gerentes habían llegado para quedarse y que buscarían su hueco. En esto, Elisa Gil, la que más experiencia atesora de las presentes, indicó que “en los 80 era muy complicado, porque había que luchar contra eso de que en el sector “había que vestirse por los pies”. Despertaba expectación, tanto entre empleados como en las marcas”.

La opinión general es que no han notado discriminación en sus puestos. Así lo indicaron Gema Tomé, que asegura que “depende de la actitud, tenemos que ir sin miedo y con naturalidad, ser un trabajador más”, y Maraví Bartolomé, “a pesar de haber sido la única mujer gerente en la red de la marca que comercializamos”.

Sector poco atractivo

En cualquier caso, hubo también coincidencia en señalar que, por lo general, la automoción resulta un sector poco atractivo para que las mujeres quieran ocupar puestos de responsabilidad. Por ello Marta Blázquez indicó que “hay que despertar el talento femenino. Hay que empoderar a la mujer, porque nos miran, pero no nos ven. La presencia de la mujer es una cuestión de negocio. Hay que trabajar para que las mujeres ocupen más puestos”.

En esta línea, tanto Gema Tomé, como Mariví Bartolomé y Elisa Gil, apuntaron que las mujeres están tanto o más capacitadas que los hombres y que, en ciertos puestos, aportan un claro valor añadido.

Pese a ello, el número de mujeres trabajando en los concesionarios de nuestro país está lejos de la paridad con los hombres. En el caso de los tres grupos presentes, dicha presencia rondaba el 30% de media.

 

comparte...