Las empresas de bebidas alcohólicas, las grandes beneficiadas de la llegada del coche autónomo

La llegada de los coches autónomos será una oportunidad para la industria de las bebidas alcohólicas. Eso es lo que apunta Morgan Stanley en un análisis sobre las implicaciones potenciales de esta tecnología sobre las industrias de consumo.

«Los vehículos compartidos y autónomos podrían expandir el mercado de bebidas alcohólicas mientras se reduce la incidencia de muertes y accidentes de tráfico», escribió el analista Adam Jonas en un informe a los clientes titulado «Movilidad autónoma compartida: ¿La solución para beber y conducir?”

“El vehículo autónomo podría mejorar significativamente la tasa de crecimiento del mercado del alcohol y las ventas de restaurantes. Es una oportunidad de crecimiento significativo especialmente para las marcas premium y las cerveceras«, agregó.

El 29%de las muertes de tráfico en los Estados Unidos en 2015 se produjeron por intervención del alcohol, lo que según los CDC costó a la economía más de 44.000 millones de dólares, informa CNBC. Él estima que los coches sin conductor pueden liberar a los bebedores para aumentar su promedio semanal de consumo de alcohol, lo que se traduciría en 80 puntos básicos de crecimiento anual de ingresos a las ventas para esta industria para los próximos 10 años.

Morgan Stanley también calcula que la gente emplea 600.000 millones de horas para estar dentro de un coche en Estados Unidos, mientras que usan 380.000 millones para consumir alcohol.

comparte...