La suspensión de la prohibición de circulación de los vehículos de combustión da certidumbre al comprador en Illes Balears

La Comisión Bilateral Estado-Illes Balears acuerda que la prohibición de circulación de vehículos diésel en 2025 y de gasolina en 2035 es de competencia estatal.

La patronal de los concesionarios, Faconauto, ha valorado positivamente el acuerdo alcanzado por la Comisión Bilateral de Cooperación Administración General del Estado – Comunidad Autónoma de Illes Balears sobre la Ley autonómica de cambio climático y transición energética. En función de este acuerdo, se suspende la prohibición de circulación de vehículos diésel a partir de 2025 y de todos los vehículos de combustión a partir de 2035.

Para Faconauto, este acuerdo servirá para devolver la certidumbre a los consumidores de las islas. Podrán elegir, sin miedo, cualquier de las tecnologías disponibles en la actualidad para resolver su movilidad. 

La patronal de los concesionarios considera también clave el reconocimiento de que cualquier limitación a la circulación por el territorio nacional o de una comunidad autónoma no es competencia autonómica, sino del Estado. Para abordar la descarbonización de la movilidad y el cambio climático, se necesita una uniformidad territorial y un enfoque país.

En este sentido, Faconauto espera que las futuras regulaciones de ámbito nacional que se aborden se hagan de acuerdo con el camino que está marcando la Unión Europea. Este apuesta por que la reducción de emisiones de los vehículos se haga de manera progresiva y sin prohibiciones. 

El sector de la automoción y su postura frente hacia la nueva movilidad

La patronal considera que el sector ha demostrado que está alineado y plenamente responsabilizado. Especialmente, con la necesidad que tiene la sociedad de ir hacia una movilidad más limpia. Al mismo tiempo se contribuye, de esta forma, a frenar el cambio climático. Del mismo modo, se insiste en que, en este periodo de transición, los motores de combustión tienen que jugar todavía un papel clave para alcanzar este objetivo común. 

“La suspensión de la prohibición abre un nuevo escenario para devolver certidumbre a al mercado balear. Aporta confianza al ciudadano a la hora de comprar o renovar su coche. Hay que aprovechar todas las energías disponibles. Sin duda, todas tendrán un papel destacado en la transición hacia un parque descarbonizado. Coincidimos en que es necesario tener una hoja de ruta común para todos los territorios. Pero también se deben tener en cuenta las directrices europeas”, ha dicho Marta Blázquez, vicepresidenta Ejecutiva de Faconauto. 

comparte...