La movilidad privada y los vehículos de ocasión ganan peso entre los compradores europeos

Según recoge la agencia Reuters, ha habido un aumento masivo en el interés de los compradores por los vehículos de ocasión para evitar el transporte público. 

La movilidad europea también está sufriendo los estragos del impacto de la pandemia. Al igual que en los países de su entorno, se están dibujando tendencias que están marcando el futuro del sector del automóvil. Según apuntan desde Reuters, la movilidad privada y los vehículos de ocasión ganan peso entre los compradores europeos. 

De acuerdo con los datos de IHS Markit, en mercados como Francia, Alemania, Italia, España, Suiza y el Reino Unido existe un cambio significativo de tendencia hacia los vehículos usados, y en muchas ocasiones hacia vehículos de segunda mano muy antiguos. En Francia, por ejemplo, el análisis de IHS señala que las matriculaciones de vehículos usados ​​aumentaron casi un 16% en el tercer trimestre. Por su parte, las ventas de vehículos nuevos cayeron más del 5%. 

Estos datos son fruto del constante aumento de las búsquedas de coches usados tras el confinamiento. Aún así preocupa el interés por los coches demasiado antiguos ya que contribuye al envejecimiento del parque automovilístico. La misma investigación indica que de julio a septiembre, las búsquedas online de los vehículos de más de 20 años aumentaron un 80% en Francia, un 77% en los Países Bajos y un 59% en Bélgica.

“Es correcto decir en la época de la pandemia de la COVID-19 la cantidad de vehículos con más de 15 años vendidos ha aumentado en comparación con años anteriores“, explica Bjoern Huetter, director asociado de productos de IHS.

¿Triunfan los eléctricos en el mercado de ocasión?

Sin embargo, y en contrapeso al auge de los vehículos usados antiguos, los compradores siguen evitando los vehículos eléctricos de segunda mano. “La gente desconfía del rendimiento de las baterías a largo plazo y se muestra reacia a invertir en el cableado de carga de un automóvil”, explican. 

La prevalencia del coche privado en la movilidad europea ha afectado, primordialmente, al transporte público. Por ejemplo, según indican desde Reuters, el número de personas que utilizaron el transporte público en España cayó un 92% en abril con respecto al mismo mes de 2019 y aún fue un 44% menor en septiembre.

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad