La mayor parte de los compradores elegirían otra marca diferente de la actual

Es algo que el sector sabe: los compradores de coches son de todo menos leales con una marca, lo que provoca que la lucha por captar nuevos clientes se convierta en fundamental, ya que, no sólo se lo están quitando a la competencia, sino que además se convierte en una oportunidad para tratar de fidelizarlo.

Los datos lo corroboran: la mayor parte de los conductores cambiarían de marca si tuvieran que comprarse un coche nuevo. A esa conclusión llega un informe elaborado por Motors.co.uk sobre datos de entre enero y septiembre, que indican que el 74% de quienes visitan su web buscan un coche de una marca diferente de la actual.

La herramienta de este portal también ha detectado las marcas que más lealtad provocan entre sus conductores, que ha resultado ser Audi, con un 50% del total de sus dueños. Le siguen Ford (la primera generalista), con un 45% de los dueños queriendo repetir el óvalo, aunque un 10% de ellos indica también su tendencia a pasarse a BMW o Vauxhall.

Por el contrario, los conductores que más susceptibles son de cambiar de enseña son Peugeot, Renault y Toyota, con un 69%, un 74% y un 68%, respectivamente.

En cuanto a otras de las grandes marcas premium, los dueños de Mercedes-Benz son bastante leales (el 45% consideraría probar otro fabricante), el 20% de ellos también se decantarían por un BMW, y así lo demuestran en las búsquedas que hacen.

“Los resultados ponen de manifiesto que los consumidores tienen en cuenta muchas variantes a la hora de cambiar de coche, se preparan y se toman el tiempo suficiente como para valorar una marca diferente a la que vienen usando”, ha dicho Dermon Kelleher, director de marketing de Motors.co.uk.

motorsownersconsideringdifferentbrand2016

comparte...